los escándalos que salpicaron a Sebastián Piñera

El caso de la minería de Dominga revelado en los Pandora Papers es el último de una serie de escándalos comerciales que asolaron al presidente chileno Sebastián Piñera durante casi 40 años.

La Cámara de Diputados presentó este miércoles una acusación constitucional contra Piñera por su posible vinculación en la venta en un paraíso fiscal de la minera Dominga por parte de una empresa de sus hijos, al empresario Carlos Alberto Délano, íntimo amigo del mandatario. La operación fue publicada en Pandora Papers.

La operación se llevó a cabo en 2010 -durante el primer gobierno de Piñera- por $ 152 millones y fue ejecutado principalmente en las Islas Vírgenes Británicas.

El último pago estuvo sujeto a “no establecer un área de protección ambiental sobre el área de operaciones mineras”.

Un letrero de la empresa minera Dominga, en la comuna La Higuera, en la Región de Coquimbo, en el norte de Chile. Foto: EFE

La decisión de establecer una zona de protección recae en la figura del presidente de Chile, pero Piñera nunca la empujó, a pesar de que su gobierno canceló la construcción de una termoeléctrica de la firma franco-belga Suez que se iba a instalar en la misma zona de los domingos.

Deberías leer:   Bastaría "un hueso", la búsqueda desesperada de 95.000 desaparecidos en México

El Ministerio Público investigó el caso en 2017 pero lo cerró sin cargos. Tras la investigación de los papeles de Pandora, abrirá una nueva investigación por posible cohecho, cohecho y delitos fiscales.

El Banco de Talca

En 1982, el juez Luis Correa Bulo ordenó el arresto de Sebastián Piñera, entonces gerente general del Banco de Talca, como presunto responsable de préstamos a empresas -muchas de ellas ficticias- por más de 200 millones de dólares, cinco veces su capital.

Así, se violó la Ley Bancaria, que solo permite un límite máximo del 25% de sus reservas.

Piñera estuvo prófugo durante 24 días hasta que sus abogados defensores interpusieron un recurso de amparo que fue aceptado por unanimidad por la Corte Suprema pero luego no fue condenado y el Banco de Talca quebró.

Un cartel frente al Palacio de la Moneda, en Santiago de Chile, contra el presidente Sebastián Piñera.  Foto: REUTERS

Un cartel frente al Palacio de la Moneda, en Santiago de Chile, contra el presidente Sebastián Piñera. Foto: REUTERS

El caso de LAN

En 2006, Piñera era el accionista mayoritario de LAN, la principal aerolínea chilena, y luego de recibir un informe financiero que no había sido publicado por la aerolínea. compró tres millones de acciones.

Deberías leer:   ¿Por qué crecen los homicidios en Washington y en todo Estados Unidos?

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) no lo investigó por uso de información privilegiada, pero sí lo multó con más de $ 400,000.

Durante su primer mandato, una de sus empresas compró acciones de la empresa pesquera peruana Exalmar, que se benefició del resultado de la sentencia de la Corte de Justicia de La Haya sobre una disputa entre Chile y Perú que modificó el límite marítimo bilateral, agregando algunas 22.000 km de mar para Perú.

Luego de una investigación de nueve meses, la Fiscalía desestimó la existencia de delitos.

En 1997, cuando era senador y accionista minoritario de la eléctrica Enersis, Piñera denunció a los socios mayoritarios por vender la empresa a la española Endesa con condiciones favorables para ellos.

Pero Piñera también negoció con Endesa un trato ventajoso para el y terminó vendiendo sus acciones a la firma española.

La acusación que se presentó ayer complica al presidente, pero según analistas tiene pocas posibilidades de avanzar en el Congreso.

Deberías leer:   Brasil no sabe qué hacer con las fiestas de fin de año

Para que se apruebe el juicio político en la Cámara de Diputados de 155 miembros, se necesitan al menos 78 votos y la oposición tiene 83.

Dos tercios de los 43 legisladores se requieren en el Senado (29) y los fiscales tienen 24. Se estima que sería difícil conseguir los cinco votos adicionales Que tu necesitas.

En el hipotético caso de que la fiscalía triunfe en el Congreso, deberá elegir un sustituto en sesión plenaria.

Este es el segunda solicitud de juicio político frente a Piñera. La anterior fue presentada en 2019 por las graves violaciones a los derechos humanos durante la represión de un estallido social y fue rechazada en la Cámara, por lo que no pasó a la Cámara de Senadores.

Fuente: AFP y AP

CB