los hinchas del Newcastle se burlan del príncipe saudita

Los “Geordies” tienen mucho humor y siempre están listos para una fiesta. Nacidos y criados en la frontera de Inglaterra con Escocia, tienen los estados de ánimo más sutiles. Una sola línea y con ese acento extraordinario, imposible de entender.

Cuando su club Newcastle United salió de una mala racha y fue comprado por un consorcio detrás del cual está el príncipe heredero de Arabia Saudita, el príncipe Mohammed bin Salman, decidieron celebrarlo con su propio Carnaval.

Aunque el príncipe ha sido acusado por la CIA de “ordenar” el desmembramiento del periodista Jamal Kashoggi en el consulado saudí en Estambul, en Newcastle los aficionados celebraron pasar del club más desafortunado al más rico. Pragmatismo “Geordie”, una herencia romana.

En homenaje a Arabia Saudí decidieron vestirse con ropas árabes y turbantes, reconvertidos con telas, en una imitación del príncipe, quien está vestido con ropa árabe tradicional, con un Thobe marrón y dorado.

Los aficionados del Newcastle United, en Newcastle-upon-Tyne, al norte de Inglaterra, en una celebración particular.

Cientos de “árabes” en las gradas animaban al equipo. Una fiesta que continuó en los pubs.

Así llegaron al St James Park para afrontar la derrota ante el Tottenham Hotspur, vestidos con el tradicional keffyeh árabe cubriéndose la cabeza, el redondel de seda ajustándolo o con paños o “toallitas de té”, que pretendían sustituirlos.

Deberías leer:   la médica que alertó sobre la nueva variante del Covid reveló cuáles son los síntomas más frecuentes

Todos acompañaron el disfraz con largos vasos de cerveza. No hubo distinción entre sexos: hombres y mujeres participaron en la fiesta del Carnaval de Arabia Saudita. Algunos fueron más allá y aplicaron el modelo completo de la Casa de Suad: thobe blanco largo o dishdashah, hasta los pies.

Fue su tributo a los £ 305 millones gastados por el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita en su equipo, cuyo gerente acaba de ser despedido, para comprar un club extraordinario pero fallido.

El príncipe heredero, Mohammed Bin Salman, accionista del club Newcastle United.  Foto: AP

El príncipe heredero, Mohammed Bin Salman, accionista del club Newcastle United. Foto: AP

Declaración hilarante

La diversión y la alegría de los Geordies en la toma de posesión saudí no duró mucho. El grupo antirracista “Kick it out” planificó conversaciones con Newcastle, luego de la decisión de usar los paños para parodiar la ropa tradicional de la Casa de Suad.

El club respondió pidiendo a sus fanáticos que no “usen ropa culturalmente inapropiada” para no ofender.

“El Newcastle United pide amistosamente a sus fanáticos que no usen ropa tradicional árabe o gorros inspirados en Oriente Medio en los partidos, si no usan esa ropa con regularidad”, se lee en el comunicado oficial del club. Uno de los lanzamientos más divertidos y ridículos de su historia.

Deberías leer:   En su último mensaje como canciller, Angela Merkel volvió a llamar a los alemanes a vacunarse contra el Covid

Newcastle es propiedad en un 80 por ciento del Fondo de Inversión Pública (PIP) de Arabia Saudita.

El nuevo presidente del club es Yasir al Rumayyan, miembro de la junta directiva del PIP, que estuvo presente en el partido del domingo donde su club perdió 3-2 ante el Tottenham. El príncipe Mohammed aún no ha sido visto en Newcastle.

“A nadie de los nuevos propietarios le ofendió que la afición decidiera celebrar de esta forma”, prosigue el comunicado del club. “Es un gesto que se considera positivo y bienvenido en su intento”, argumentaron, contemporizando.

“Sin embargo, existe la posibilidad de que vestirse de esta manera sea culturalmente inapropiado y pueda ofender a los demás. Se anima a todos los visitantes a vestirse como es su norma o religión, continuando mostrando la rica comunidad multicultural y los grupos que este club se ha ganado su apoyo ”, concluyeron.

El poder de los petrodólares

Nuevos en el campo, los nuevos propietarios están tratando de capitalizar el poder de sus petrodólares. Como el Manchester City, que es del yerno del Emir de Dubai, y el PSG, del Emirato de Qatar, miles de millones son la regla en el éxito de estos nuevos propietarios, que disputan influencia y poder a través del fútbol.

Deberías leer:   El papa Francisco nombró a Martín Guzmán como miembro de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales

Newcastle ocupa el puesto 19 en la Premier League y es uno de los clubes con peor desempeño en las últimas dos temporadas. Resucitarlo será un trabajo largo y gradual que no está garantizado.

Los resultados de la Operación “Nouveau Riche” no se verán de inmediato. Probablemente le costará al menos 50 millones de libras comprar un buen jugador de otro club. Necesitan varios.

Nuevo propietario, nuevo gerente. Steve Bruce fue liberado el miércoles y están buscando un reemplazo entre tres nuevos candidatos. El portugués Paulo Fonseca, de la Roma, podría ser uno de ellos. Entonces vendrá la estrategia para conseguir nuevos jugadores.

El mercado para ellos se encuentra entre los jugadores de la European League 1. ¿Será que Mauro Icardi, hoy noveno del PSG, sea uno de los futuros jugadores del Newcastle? El pase no será un problema de dinero.

Paris, corresponsal

CB