Los ingresos subieron 3.1% y el gasto 4.5% en lo que va del sexenio


En los tres años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las finanzas públicas se han caracterizado por seguir una política de austeridad, que se ha traducido en menores incrementos del gasto que en otros sexenios, además de no endeudarse demasiado y focalizar la política fiscal en la lucha contra la evasión fiscal en lugar de implementar una reforma tributaria integral.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el gasto que se ejerció de enero a julio de este año fue de 3,690 millones de pesos, el mayor de los cuales se tiene registro para un período similar; Sin embargo, En comparación con el primer año de gobierno, el gasto creció 4.5%, la tasa más baja para los primeros tres años de un sexenio desde el de Ernesto Zedillo, cuando el gasto creció 1.8 por ciento.

Lo anterior, explicó James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, está en línea con el mandato del presidente de ceñirse a la austeridad, que permite “hacer más con menos dinero”, aunque las interrogantes se centran en si el gasto corriente es prioritario. proyectos tiene un impacto positivo en la economía.

Deberías leer:   AMLO pronostica que México crecerá al menos 5% anual hasta 2024

“El objetivo de esta política de austeridad es reducir la burocracia, eliminar privilegios y realizar contiendas o reducciones significativas en el gasto corriente y, a su vez, focalizarlo en la política social, sesgado a los programas prioritarios definidos por el gobierno y sus proyectos de infraestructura ”, agregó.

En este sentido, Pablo López Sarabia, profesor del Tec de Monterrey, señaló que incluso en medio de la crisis del COVID-19, las finanzas públicas lograron mantenerse saludables; Sin embargo, aún quedan pendientes en la parte de gasto de inversión, así como una mayor participación de la banca de desarrollo.

“Las cifras lucen razonablemente bien dado el entorno de la pandemia que hemos vivido y, sobre todo, por el gran esfuerzo de recaudación que ha realizado la Hacienda. En cuanto al gasto, al no contar con los recursos suficientes, se ha ido a proyectos emblemáticos que no están considera que son tan productivos como los que se requerirían “, dijo.

Deberías leer:   Mandatario griego promete bajar impuestos

Ingresos, la sorpresa

En el caso de los ingresos, estos han crecido menos en comparación con el gasto. De enero a julio de este año, los ingresos presupuestarios sumaron 3,41 billones de pesos, 3,1% más que en el primer año de gobierno.

Si bien el crecimiento es superior al observado en los primeros tres años del gobierno de Felipe Calderón, donde solo aumentaron un 0,1%, es menor al aumento del 6,9% que ocurrió con Enrique Peña Nieto.

Aun así, Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex, señaló que los ingresos han sido la “sorpresa” de este sexenio desde que, Aunque no se ha implementado una reforma fiscal, han logrado crecer y mantenerse incluso en tiempos de crisis.

De cara al futuro, el analista comentó que el gobierno debe seguir enfrentando la evasión fiscal, el fraude y la elusión fiscal, temas que todos los sexenios han tenido que afrontar por los altos niveles que existen en el país de estos delitos y que dejan millones en pérdidas a la tesorería.

Deberías leer:   Reactivación económica: hacia el mercado digital 

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, donde contamos con contenido exclusivo, seleccionado por nuestros editores, para brindar a los lectores una experiencia más completa.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS durante treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Si es suscriptor de EL INFORMADOR, su acceso está incluido, solicítelo al 33 3678-7777.

Temas

Leer también