Los supuestos éxitos de Nayib Bukele en la lucha contra la violencia | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |

“0 homicidios”, anunció en Twitter el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, el 12 de septiembre de 2022, sumando a su trino una gráfica de la PNC, la Policía Nacional Civil de El Salvador, que ese día aparece en blanco tras un turbulento homicidio. curva.

El Ministerio de Seguridad se suma a las declaraciones oficiales con una placa que anuncia «capturados 52.549 terroristas», junto con el etiquetas #GuerraContraPandillas, que dice: “Y #seguimos limpiando por completo nuestro país y erradicando cualquier estructura criminal que atente contra la seguridad de los buenos salvadoreños”.

Violaciónes de derechos humanos

¿Cómo verificar las cifras de Bukele? «Imposible. No hay acceso público a un registro oficial confiable de los homicidios diarios en el país», es la escueta respuesta de Celia Medrano, investigadora especializada en Derechos Humanos, a , quien agrega que «la muerte en las cárceles de personas detenidas durante el régimen de excepción no se toman en cuenta en las cifras anunciadas como homicidios por el Gobierno”.

El Observatorio Universitario de Derechos Humanos (OUDH), que recopila informes de diversas organizaciones e instituciones, habla de al menos «3.100 violaciones de derechos humanos» durante el régimen de emergencia.

Peor aún, “en El Salvador hay tortura. Las denuncias que se han recibido en el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (UCA) dan fe de la existencia de actos de tortura”, dijo el coordinador general de la OUDH, Danilo. Flores, durante la presentación de un informe con motivo de los “100 Días de Régimen de Excepción en El Salvador”.

¿Cero homicidios, cero transparencia?

Precisamente el 12 de septiembre de 2022, el portal digital del diario El faro informó que El Salvador “perdió” el Digestyc, una de las instituciones más importantes en la producción de datos de gestión pública. Según Evaristo Hernández, exdirector del Digestyc, consultado por El faro“La decisión es inédita, preocupante y contraria a las mejores prácticas internacionales para garantizar la independencia de las estadísticas”.

Esta práctica también incluye el hecho de que “El Salvador no ha publicado oficialmente registros sobre feminicidios desde hace más de 6 meses”, recuerda Medrano. La conclusión de Evaristo Hernández y otros expertos es que, con la disolución del Digestyc, desaparece otra instancia clave para ejercer el control en El Salvador.

Supuesto «éxito» contra el crimen

Así, en este país centroamericano de 6,5 millones de habitantes, desde el 1 de mayo de 2021, la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General de la República están controladas por el Gobierno de Nayib Bukele, quien asumió el cargo el 1 de junio. 2019 la presidencia.

Desde el 27 de marzo, El Salvador vive en un «régimen de excepción» que se ha prorrogado cuatro veces. Y todos ellos de manera «inconstitucional», reitera la experta salvadoreña Celia Medrano. Bukele justifica su mantenimiento, que la Constitución limita a 30 días, con su supuesto “éxito” contra la delincuencia, y se enorgullece de su apoyo popular.

Alto nivel de aprobación de Bukele

Según una encuesta de la Unidad de Investigación de La prensa impresa (Datos GLP) del 1 de junio de 2022, Bukele cuenta con 86.8 por ciento de aprobación. La prensa impresa Informa que Bukele llega al final de su tercer año en el cargo “con alta aprobación, impulsado por una política de entrega de ayuda directa, su supuesto buen manejo de la pandemia y la reciente ola de detenciones en medio de un régimen de emergencia”.

El mismo medio afirma que «poco ha hecho mella en su popularidad por su deriva autoritaria y la toma inconstitucional de todo poder público, lo que incluye abrir el camino a su reelección consecutiva».

¿Un modelo de seguridad replicable?

¿Qué beneficios ha traído el régimen de excepción a los salvadoreños? “Miedo, angustia, prisión para muchas personas, la mayoría de las cuales parece no tener nada que ver”, explica a Sabine Kurtenbach, investigadora de conflictos del Instituto Alemán de Estudios Globales (GiGA). El régimen de emergencia en El Salvador “es una forma de intimidación”, agrega el profesor, quien advierte que “aunque sigue siendo bastante popular, Bukele va por el camino autoritario”.

Captura en régimen de excepción de presuntos integrantes de banda criminal en San Salvador. (31 de mayo de 2022)

El 26 de mayo, Bukele ya había anunciado en Twitter que El Salvador pronto sería «un modelo de seguridad», digno de «ser replicado» en otras naciones. Pero, para el profesor Kurtenbach, la situación en El Salvador, así como en Nicaragua y Guatemala, es «desastrosa», por no decir «deprimente».

«pura propaganda»

¿Qué lecciones de seguridad tiene Bukele para el mundo? “Lo que podemos aprender es que en Centroamérica, los tres países de la posguerra han caído en una brecha de recesión”, responde el analista alemán, al señalar que en El Salvador tenemos un régimen cívico-militar; en Nicaragua, a pesar de que en 1979 se derrocó una dictadura familiar, ya se instaló otra, y en Guatemala vuelve la vieja oligarquía”.

¿Puede ser replicable el modelo de Bukele, como él propone? “Sí, se puede replicar, si se quieren las siguientes cosas”, explica la experta en Derechos Humanos Celia Medrano: “Si se quiere destruir todas las garantías y la institucionalidad democrática para instalarse en el poder de forma permanente a través de un régimen de excepción, que le miente a sus a los ciudadanos y al mundo, diciéndoles que para garantizar la seguridad se deben violar los derechos humanos, sí es replicable, si lo que se quiere es imponer el poder a partir del miedo a la fuerza militar”. Por su parte, la profesora Kurtenbach concluye que la «seguridad» de la que habla Bukele «es pura propaganda».

(milisegundo)

Read More: Los supuestos éxitos de Nayib Bukele en la lucha contra la violencia | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |