Luces y sombras de la Copa Africana de Naciones, una constelación de estrellas que lucha contra el Covid y los poderosos de Europa

A pesar de las dificultades que plantea la pandemia del coronavirus y la presión de los clubes europeos e incluso de la propia FIFA, Camerún acoge la 33ª edición de la Copa Africana de Naciones, un certamen que reúne a una constelación de estrellas (muchas veces infravaloradas), pero que está sufriendo el impacto del covid-19 en las escuelas de los 24 participantes seleccionados.

Casi 50.000 personas acudieron este domingo al Estadio Olembé de Yaundé para presenciar el partido inaugural del torneo, que la anfitriona venció 2 a 1 a Burkina Faso por el grupo A. Entre ellos ahí estaba Gianni Infantino, presidente de la casa madre del fútbol mundial, que hasta hace unos días luchaba por el aplazamiento del certamen, en consonancia con la voluntad de los clubes europeos, reacios a ceder a sus jugadores (pese a la obligación reglamentaria de hacerlo) en semanas de plena competición en el viejo continente.


Esta edición del certamen africano, que inicialmente iba a tener lugar entre enero y febrero de 2021, ya había sufrido un aplazamiento, dispuesto en julio de 2020, ante la imposibilidad de completar la fase clasificatoria por la pandemia de covid-19. Un segundo aplazamiento sonaba a cancelación definitiva. Porque la Confederación Africana de Fútbol (CAF) resistió el embate y siguió adelante con el torneo.

El Estadio Olembé, en Yaundé, acogió la ceremonia inaugural y el primer partido del torneo. (Foto: Thaier Al-Sudani / Reuters)

La presión de los líderes del balón no ha sido el único conflicto con el que se ha topado el campeonato. Covid-19 ha complicado significativamente el panorama. A solo cuatro días del inicio, la CAF y el Comité Organizador del torneo, por recomendación de las autoridades sanitarias camerunesas, limitaron el aforo en los estadios al 80% en los partidos disputados por el equipo local y al 60% en el resto. de las reuniones Y dispusieron que a los estadios solo podrán ingresar personas que estén vacunadas y que presenten una prueba con resultado negativo. Eso en un país donde solo el 2,44% de sus 27 millones de habitantes completó su esquema de inoculación.


Deberías leer:   Avance NBA: Miami Heat y Boston Celtics luchan por ganar el Este

Las dificultades sanitarias no solo afectan al público, sino también a los protagonistas: casi todas las escuelas han registrado contagios en los últimos días. Como medida paliativa, la CAF había aumentado de 23 a 28 el número de jugadores que cada jugador seleccionado podía incluir en su lista de inscritos. El sábado, el órgano rector fijó un mínimo de 11 futbolistas disponibles (sin necesidad de que haya un portero entre ellos) para que un equipo pueda presentarse a disputar un partido.

Los partidos de la Copa de África se están disputando con aforo limitado en los estadios.  (Foto: Thaier Al-Sudani / Reuters)

Los partidos de la Copa de África se están disputando con aforo limitado en los estadios. (Foto: Thaier Al-Sudani / Reuters)

Hasta el momento ningún equipo ha llegado a eso, pero varios sufrieron ausencias de peso. El delantero del Arsenal Pierre-Emerick Aubameyang estuvo ausente en la victoria de Gabón por 1-0 sobre Comoras; El portero del Chelsea, Edouard Mendy, y el defensa del Napoli, Kalidou Koulibaly, estuvieron ausentes en la victoria de Senegal por 1-0 sobre Zimbabue; El delantero del Sevilla Youssef En-Nesyri se perdió el debut de Marruecos (1-0 sobre Ghana). Y en el penúltimo día de 2021, Victor Osimhen, figura de Nigeria y Napoli, dio positivo por covid-19 y fue excluido de la lista de sus seleccionados.

Incluso en este difícil panorama, la Copa de África ofrece a los aficionados al fútbol un menú tentador, con futbolistas de élite y varios equipos con grandes aspiraciones a ganar el trofeo. El principal candidato es Senegal, el mejor situado en el ranking FIFA entre los 24 participantes (puesto 20). Con su generación dorada encabezada por Sadio Mané (Liverpool), Koulibaly, Mendy, Idrissa Gueye y Abdou Diallo (ambos compañeros de Lionel Messi en el Paris Saint-Germain), el Leones de la Teranga van en busca de su primer título continental. Sus mejores resultados fueron subcampeonatos en Malí 2002 y Egipto 2019.

Otro de los candidatos seleccionados a la corona es Argelia, vigente campeón africano y reciente ganador de la Copa Árabe organizada por la FIFA en Qatar. El zorros del desierto Su máxima figura es el extremo del Manchester City Riyad Mahrez. En cuanto a estrellas, Mohamed Salah (Liverpool) intentará sostener las esperanzas de Egipto, a pesar del revés en el debut ante Nigeria. También Marruecos, con los delanteros del Sevilla Munir El Haddadi y Youssef En-Nesyri y el extremo del PSG Achraf Hakimi, figuran entre los favoritos.

Esta será la 33ª edición del concurso. Mucho ha pasado desde aquella primera fecha, en febrero de 1957 en Sudán, en días en que solo ocho países del continente habían logrado su independencia. En aquella ocasión, Egipto se consagró en un torneo en el que solo participaron tres equipos (el anfitrión, el campeón y Etiopía). Son precisamente los faraones el mas premiado: ganaron siete veces la Copa Africana. Les siguen Camerún (5), Ghana (4) y Nigeria (3).

Deberías leer:   En los Playoffs de la NHL, una división canadiense entre ganadores y perdedores

En esta ocasión, el torneo se jugará en seis estadios ubicados en cinco ciudades (Yaoundé, Douala, Garoua, Bafoussam y Limbé). Los 24 participantes se dividen en seis grupos. Los dos primeros de cada zona y los cuatro primeros terceros avanzarán a los octavos de final. Desde entonces, serán eliminados en duelos mano a mano hasta definir a los dos finalistas, quienes se medirán el 6 de febrero en el Estadio Olembé.

Riyad Mahrez y Argelia intentarán repetir el título obtenido en 2019 (Foto: Charly Triballeau / AFP)

Riyad Mahrez y Argelia intentarán repetir el título obtenido en 2019 (Foto: Charly Triballeau / AFP)

Más allá del valor del trofeo, este evento también servirá como antesala a la última ronda de las Eliminatorias Africanas para Qatar 2022, que tendrá lugar en marzo. De los 10 seleccionados que jugarán los cinco boletos para el Mundial (los cruces se definirán el 22 de enero), nueve participan hoy en la Copa: Argelia, Túnez, Nigeria, Camerún, Malí, Egipto, Ghana, Senegal y Marruecos . Solo falta la República Democrática del Congo, encabezada por Héctor Cúper.

Para los amantes de la pelota, Una de las grandes novedades es que el concurso se podrá ver íntegramente en Argentina. La plataforma Star+ transmitirá los 52 partidos y algunos se transmitirán a través de las distintas señales de ESPN.

Otra buena noticia es que el torneo, por primera vez, cuenta con un equipo arbitral femenino: la árbitra Salima Rhadia Mukansanga (Ruanda), las asistentes Carine Atezambong (Camerún) y Jermoumi Fatiha (Marruecos) y la asistente VAR Bouchra Karboubi (Marruecos) .

En el choque entre Guinea y Malawi, la ruandesa Salima Rhadia Mukansanga se convirtió en la primera árbitra en intervenir en un partido de la Copa Africana de Naciones.  (Foto: Twitter @CAF_Online)

En el choque entre Guinea y Malawi, la ruandesa Salima Rhadia Mukansanga se convirtió en la primera árbitra en intervenir en un partido de la Copa Africana de Naciones. (Foto: Twitter @CAF_Online)