Luego de un día de combates, Armenia y Azerbaiyán acordaron un alto el fuego

Armenia y Azerbaiyán cesaron las hostilidades en la frontera tras la mediación del ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu.

“En este momento, la lucha en las montañas Kilisali se ha detenido. La situación se ha normalizado y está bajo controll “, informó el Ministerio de Defensa de Rusia en un comunicado.

Armenios y azerbaiyanos tomaron medidas para “estabilizar la situación” luego de las conversaciones telefónicas mantenidas por Shoigú con sus colegas de ambos países.

Los enfrentamientos del martes entre Armenia y Azerbaiyán, cerca de la disputada región de Nagorno Karabaj, causaron “pérdidas” de vidas humanas y posiciones armenias y suscitaron temores de una nueva escalada militar, un año después de una guerra mortal.

La nota militar armenia habla de “grandes pérdidas” en el lado azerbaiyano, tanto en bajas como en destrucción de armas pesadas.

Mapa del Cáucaso y regiones vecinas con los poderes que rodean a Armenia y Azerbaiyán / AFP

Además, confirmó un muerto y una decena de soldados detenidos por Azerbaiyán.

Poco antes, el Primer Ministro de Armenia, Nikol Pashinián, denunció la agresión militar azerbaiyana hablando por teléfono con el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, quien en noviembre de 2020 medió entre los dos países para detener el conflicto en Nagorno Karabaj.

Deberías leer:   Con el 90% de la población vacunada, en España también crecen los casos de covid: los motivos

Miedos

Como muestra de preocupación por el estallido de estos enfrentamientos, el presidente del consejo europeo, Charles Michel, se reunió con los líderes de estos dos países caucásicos rivales, que pidió una “reducción urgente”.

El martes, “un ataque de las fuerzas azerbaiyanas contra las posiciones de las fuerzas armenias, causó muertos y heridos en el lado armenio “, declaró el Ministerio de Defensa armenio en un comunicado, sin especificar el saldo de víctimas.

Armenia también perdió el control de “dos posiciones militares” y 12 de sus soldados fueron capturados por Azerbaiyán, según Ereván, que a su vez afirma haber infligido “grandes pérdidas” a las fuerzas de Bakú y agrega que “la lucha continúa con la misma intensidad”.

Reservas armenias en la región de Nagorno-Karabaj en octubre del año pasado.  Foto de Reuters

Reservas armenias en la región de Nagorno-Karabaj en octubre del año pasado. Foto de Reuters

Ereván afirmó que las fuerzas azerbaiyanas utilizaron “artillería y armas de diferentes calibres”.

Estos enfrentamientos entre Azerbaiyán y Armenia estalló después de varias semanas de aumento de la violencia, lo que genera preocupación por la reanudación de una guerra sangrienta entre estos dos países rivales del Cáucaso en el enclave de Nagorno Karabaj el año pasado.

Antecedente

Este conflicto de seis semanas, que tuvo lugar en el otoño de 2020, se cobró la vida de más de 6.500 personas y se resolvió con una grave derrota de Armenia.

Deberías leer:   La OMS alerta por 500.000 nuevas muertes en Europa si no hay acciones urgentes contra los rebrotes de coronavirus

Poblada principalmente por armenios, la región montañosa de Nagorno Karabaj, apoyada por Ereván, Separado de Azerbaiyán después de la caída de la URSS., provocando una primera guerra en la década de 1990 que mató a 30.000 personas y cientos de miles de refugiados.

El martes, Azerbaiyán culpó a Armenia por los recientes enfrentamientos, cuyas fuerzas “cometieron actos de provocación a gran escala” al atacar posiciones de Bakú en los distritos de Kalbajar y Lachin, al oeste de Karabaj, según el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán.

Estos distritos habían sido reconquistados por Bakú el año pasado.

El ministerio declaró que Los soldados armenios abandonaron sus posiciones militares “presos por el pánico”.

“El ejército azerbaiyano rechazó un contraataque de las fuerzas armenias. Soldados armenios, asustados y confundidos, abandonaron sus posiciones ”, agregó en un comunicado.

Bakú informó que dos soldados azerbaiyanos resultaron heridos en los enfrentamientos del martes.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán acusó a Ereván de “provocar deliberadamente una escalada de tensiones”.

A pesar de la firma de un alto el fuego y el despliegue de fuerzas de paz por parte de Rusia, Las tensiones entre las dos ex repúblicas soviéticas siguen siendo fuertes.

Deberías leer:   Joe Biden invitó a la Argentina a una cumbre por la democracia, dejó afuera China y a varios países de América Latina

Ambas partes informan periódicamente sobre brotes de violencia y bajas entre soldados. En las últimas semanas, las tensiones se han intensificado.

Después del estallido de los combates, el martes, Ereván, miembro de una alianza liderada por Moscú, pidió ayuda a Rusia. “Dado el ataque al territorio armenio soberano, nos dirigimos a Rusia para pedirle que proteja la integridad territorial de Armenia”, dijo el secretario del Consejo de Seguridad, Armen Grigorian.

La derrota de Ereván el año pasado fue visto como un trauma por una gran parte de la población armenia y todavía está sacudiendo la escena política.

La semana pasada, varios miles de personas se manifestaron en Ereván para exigir la dimisión del primer ministro Nikol Pachinian, descrito por la oposición como “traidor” por haber concertado una tregua con Bakú.

Por su parte, Azerbaiyán pudo contar durante esa guerra con el apoyo de Turquía, que le proporcionó drones armados.

En los últimos meses, Ankara instó repetidamente a Armenia a entablar un diálogo con Azerbaiyán y afirmó que estaba dispuesta a normalizar sus relaciones con Ereván.

Fuente: AFP, EFE y AP

PB