Mike Pence: “Habrá más” casos de coronavirus, posibles muertes


El vicepresidente Mike Pence, al abordar las preocupaciones sobre el coronavirus en los EE. UU. En los programas de entrevistas del domingo por la mañana, dijo que el riesgo de que los estadounidenses contraigan COVID-19, la enfermedad causada por el virus, “sigue siendo baja” aunque las muertes futuras son “posibles”.


“Habrá más casos. No hay duda “, dijo en una entrevista en” Meet The Press “de NBC, durante la cual también acusó a los demócratas de exagerar y politizar el virus.

Pence, quien fue llamado por el presidente Donald Trump la semana pasada para supervisar la respuesta de la administración al brote, enfatizó que a pesar de la reciente muerte de un hombre de Washington, “la gran mayoría” de los casos se recuperarán. Las personas que enfrentan el mayor riesgo de muerte por COVID-19 son aquellas con otros problemas de salud.


NBC Meet The Press

El vicepresidente Mike Pence dijo el domingo que se esperan casos adicionales de COVID-19 en los Estados Unidos, aunque el riesgo de muerte es bajo.

Deberías leer:   La carrera para construir gafas AR se está calentando, y Samsung es sorprendentemente silencioso

“Para las personas que tienen otras condiciones que militan hacia un peor resultado … podríamos tener más. Podríamos tener más noticias tristes “, dijo en una entrevista separada con el Estado de la Unión de CNN. “Pero el pueblo estadounidense debería saber que el riesgo para el estadounidense promedio sigue siendo bajo”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se registraron 22 casos confirmados y presuntamente positivos del virus en los EE. UU. Desde finales de enero. Esta cifra no incluye los 44 casos de personas que fueron repatriadas recientemente a los EE. UU. Desde Asia.

Chuck Todd de NBC resumió la tasa de mortalidad en los Estados Unidos como “no tranquilizadora”.

“Es tranquilizador que tan pocos lo hayan conseguido. Da miedo que en los pocos casos que hemos tenido, ya tenemos una muerte “, dijo al vicepresidente.

Pence respondió acreditando a Trump, diciendo que podría haber sido peor si el presidente no hubiera tomado medidas rápidas, incluida la suspensión de los viajes de China a los EE. UU.

Deberías leer:   Revisión de Peacemaker: el perseguidor perfecto de Suicide Squad

Las últimas restricciones de viaje en los EE. UU. Incluyen a cualquier ciudadano extranjero que haya visitado Irán en las últimas dos semanas y un mayor aviso de viaje para regiones específicas de Italia y Corea del Sur.

Cuando se le preguntó acerca de las compañías que cancelan los viajes al extranjero, Pence dijo que no necesariamente llamaría a eso una reacción exagerada. También dijo que cree que Trump respetará “cualquier decisión que se tome a nivel estatal y local”, en caso de que esas respuestas impliquen el cierre de escuelas.

“Es un buen momento para usar el sentido común”, dijo.

Pence, en otra parte de la entrevista, acusó a los demócratas de inflar los temores del virus en un intento de herir a Trump.

“Ha habido mucha retórica irresponsable entre los demócratas y los comentaristas de la izquierda”, dijo en NBC, luego de que se le presentara un comentario del locutor de radio de derecha Rush Limbaugh acusando a los demócratas de tratar de “armar” el virus “para derribar a Donald Triunfo.”

Deberías leer:   NFL Super Wild Card Weekend: cómo ver 49ers vs. Cowboys en CBS, Steelers vs. Chiefs en NBC y el resto de la acción del domingo

Pence, cuando se le presionó para nombrar a los demócratas que han inflado intencionalmente los temores de lastimar a Trump, nombró una columna reciente en The New York Times que sugirió cambiar el nombre de COVID-19 como “el virus Trump”.

“Cuando ves voces de nuestro lado haciendo retroceder la retórica escandalosa e irresponsable del otro lado, creo que eso es importante y creo que está justificado”, dijo Pence.



Pilar Benegas

Pilar Benegas es una reconocida periodista con amplia experiencia en importantes medios de USA, como LaOpinion, Miami News, The Washington Post, entre otros. Es editora en jefe de Es de Latino desde 2019.