Montreal Canadiens gana en tiempo extra para forzar el juego 5 en Tampa Bay

Cuando Tampa Bay pisoteó a los Canadiens en el Juego 1 y los superó en el Juego 2, resistieron la tentación de hacer cambios de personal, prefiriendo concentrarse en ellos mismos. Pero la desesperación estimula la acción.

En un intento por promover más ofensiva, Ducharme reemplazó al delantero Jesperi Kotkaniemi con Jake Evans y mezcló las líneas de Montreal, moviendo a Anderson a una línea centrada por Nick Suzuki para agregar una presencia frontal de red y más velocidad. Ducharme también envió a la banca a toda la tercera pareja defensiva de Montreal, atrayendo a Brett Kulak y al novato Alexander Romanov, a quien Ducharme llamó patinadores más dinámicos, en lugar de Jon Merrill y Erik Gustafsson.

Esos movimientos demostraron ser proféticos casi a los 16 minutos del primer período, cuando después de un comienzo lento, solo un tiro hasta ese punto para Montreal, los Canadiens tomaron su primera ventaja de la serie, en una secuencia que comenzó con Kulak esquivando hábilmente la presión en la suya. zona y terminó con Suzuki azotando un ingenioso pase de revés a través del pliegue a un Anderson cortante.

Deberías leer:   ¿Cuándo es la gimnasia y la natación para el equipo de EE. UU.?

Fue Romanov, que no había jugado desde el Juego 1 en la ronda anterior contra Las Vegas, quien rompió un empate 1-1 a las 8:48 en el segundo, su tiro de muñeca desde el punto silbó a través de una pantalla de Artturi Lehkonen y superó a Andrei Vasilevskiy. Y fue Anderson nuevamente, después de que Patrick Maroon convirtió un dos contra uno con 6:12 restantes en el tiempo reglamentario, quien se aseguró de que Montreal necesitaría empacar el equipaje de los jugadores antes del juego.

Anderson derribó el ala izquierda, superó al defensa Jan Rutta y condujo hacia la red, lanzando un pase de revés hacia el área. Cole Caufield golpeó el disco, que se desvió del palo de Yanni Gourde directamente hacia Anderson, quien, al caer mientras le disparaba, nunca lo vio entrar.

“Solo miré las manos del árbitro y vi a un grupo de personas que se acercaban a mí”, dijo Anderson.

Todas esas personas vestían de azul, blanco y rojo, deleitándose al evitar lo que hubiera sido la primera barrida en la final de la Copa desde 1998 y ganar lo que esperan que no sea el último juego de esta extraña temporada en Bell Center.

Deberías leer:   En Levantamiento de pesas, un momento histórico para las mujeres transgénero

Solo cuatro equipos en la historia de la NHL han superado déficits de tres juegos contra ninguno, y solo uno, los Toronto Maple Leafs de 1942, lo hizo en la final. Ningún equipo se aferra a su historia como los Canadiens (Yvan Cournoyer, Guy LaFleur y Patrick Roy, todos leyendas) asistieron al juego del lunes, y aunque es posible que no hayan ganado el primer, segundo o tercer juego de esta serie, al menos ahora lo logran. jugar un quinto.