Mujeres en la Asamblea General de la ONU: un tema todavía pendiente

Con una cascada de crisis que eclipsó la Asamblea General de las Naciones Unidas de este año, la presidenta eslovaca Zuzana Caputová lanzó un recordatorio el primer día: “No podemos salvar nuestro planeta si dejamos de lado a los vulnerables: mujeres, niñas, minorías”.

Pero el igualdad de genero en el foro de líderes más importante del mundo, todavía parece muy lejano. Se programó que ocho mujeres subieran al estrado este viernes. Más del doble de los cinco que participaron en los primeros tres días de la cumbre.

Tres vicepresidentes y cinco primeros ministros, incluidos Sheikh Hasina de Bangladesh y Jacinda Ardern de Nueva Zelanda, estaban en la lista de oradores del viernes en el foro que se inauguró el martes y finaliza el próximo lunes.

Muchos de ellos participarán en vivo o mediante discursos pregrabados que serán transmitidos en video.

“Como la primera mujer presidenta en la historia de mi país, la carga de las expectativas para lograr la igualdad de género es más pesada sobre mis hombros”, dijo Samia Suluhu Hassan, jefa de estado de Tanzania, y agregó que en este sentido “el covid-19 es una amenaza para hacer retroceder el progreso que hemos logrado “.

Hassan fue la única mujer que se dirigió a la Asamblea General el jueves, en medio de discursos de otros jefes de estado y de gobierno reunidos en Nueva York o participando de forma remota.

Este año, la vacunación y la caída de casos de coronavirus en gran parte del mundo permitieron que la reunión de Naciones Unidas volviera a ser en parte presencial. En 2020, el encuentro se realizó íntegramente por videoconferencia.

Avance lento

A pesar de que las 13 mujeres representan menos del 10% de los ponentes en los primeros cuatro días de la cumbre, la cifra es más alta que el año pasado, cuando solo intervinieron nueve en toda la semana. Además, hay tres jefes de estado o de gobierno más, un total de 24, de los que había en esta época del año en 2020.

“No puede haber democracia, seguridad o desarrollo sin la mitad de la humanidad”, dijo el miércoles la presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, subrayando también la posición vulnerable de las mujeres en la sociedad.

El tema de la vulnerabilidad estuvo en primer plano durante una semana marcada por los omnipresentes fantasmas del cambio climático, el coronavirus y conflictos como las guerras o los refugiados.

La mayoría de los discursos siguieron la línea de que el mundo está al borde y muchos olvidaron el tema de la cumbre: “Construir resiliencia a través de la esperanza”.

Las mujeres de Afganistán en el punto de mira

La situación en Afganistán después de que los talibanes tomaron el poder el mes pasado también centró gran parte de los discursos en la Asamblea de la ONU. Varios líderes mencionaron especialmente su preocupación por los derechos de las mujeres y las niñas en el país árabe, luego de que el nuevo régimen impusiera fuertes restricciones a la educación y el trabajo.

Predicciones apocalípticas

Pero las espantosas predicciones no se limitaron al Salón de Asambleas.

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el jueves, funcionarios de alto nivel pidieron intensificar las acciones para abordar las implicaciones de seguridad del cambio climático y hacer del calentamiento global una parte clave de todas las misiones de mantenimiento de la paz de la agencia.

Deberías leer:   atacadas en boliches con agujas para inyectarles psicofármacos

Según su resolución, el aumento de las temperaturas está haciendo que el planeta sea menos seguro, y señalaron la región africana del Sahel, plagada de conflictos, y Siria o Irak.

Fuente: AP

CB