no consigue un entrenador para su club español

El Elche, club cuyo dueño es el empresario Christian Bragarnik, completará una semana sin entrenador este domingo y sin su dueño, representante de jugadores y técnicos en Argentina y otros países de América, habiendo logrado encontrar un reemplazo en este momento.

Desde que el pasado domingo decidió prescindir de Fran Escribá tras la derrota por 3-0 en casa ante el Betis por la 14ª fecha de la Liga española, Bragarnik inició una ronda de contactos con varios técnicos, todos españoles y conocedores de la competición, sin eso, por una razón u otra, las negociaciones han dado frutos.


Razones económicas, deportivas y de metodología de trabajo han ido ahuyentando a los entrenadores del proyecto Elche, que se sitúa en el puesto 18 y en el descenso tras una racha de seis partidos sin victorias, aunque se sitúa a tan solo un punto de la zona de permanencia.

La opción que parecía más cercana al acuerdo era la de Pablo Machín, con quien la dirigencia del club de la Comunidad Valenciana había llegado a un acuerdo el pasado miércoles, pero el técnico llamó a Bragarnik el jueves para pedirle dos días más para analizar la propuesta, algo. que molestó al empresario.

El titular del Elche también encuestó a técnicos como Francisco Rodríguez, Javi Gracia o Albert Celades, e incluso al exjugador de la selección española Xabi Alonso, que descartó cualquier opción para dejar la dirección del equipo filial de la Real Sociedad.

Bragarnik quiere un entrenador con una metodología clara, valiente y plenamente convencida, ya que entiende que tras haberse equivocado con la renovación de Fran Escribá, el Elche no puede volver a equivocarse. Descartó la ruta sudamericana por desconocimiento de la competición española y los problemas burocráticos que podría conllevar la contratación de un técnico extranjero, lo que retrasaría su incorporación al grupo.

El técnico, como medida de emergencia, pensó seriamente en llamar a Jorge Almirón, el técnico al que representa, que fue destituido la temporada pasada tras una racha de 16 partidos sin victorias y con el equipo en puestos de descenso, y que aún no ha cobrado todo el sueldo que le corresponde. le correspondía por ese trabajo. Su regreso no es una opción que entusiasme a la afición, a pesar de que Bragarnik deslizó que su compatriota había aportado muchas cosas positivas en sus primeros meses.

Mientras el propietario sigue buscando entrenador, el equipo sigue entrenando a las órdenes de técnicos propios, como los preparadores físicos Manolo Sempere y Fidel Agulló, y Pablo Manusovich, ex ayudante de Almirón y persona de confianza de Bragarnik en el cuerpo. técnico.

El club aún no ha decidido quién celebrará la rueda de prensa previa al partido de Osasuna o quién se sentará en el banquillo en Pamplona el lunes. El objetivo del club es que el nuevo técnico pueda estar para el partido del jueves por la Copa del Rey ante el Leioa y, sobre todo, en el duelo ante el Cádiz, en un partido importante en la lucha por la salvación.

El líder del Elche se lo toma con paciencia y repite que prefiere tardar un poco más en equivocarse, ya que para él el entrenador debe ser el líder del proyecto.

Deberías leer:   Atlético de Madrid vs Athletic de Bilbao, por la Supercopa de España: previa y alineaciones, en directo

Fuente: EFE