“No tengan miedo (…) Rusia es nuestro país, y no tenemos otro”

El principal opositor ruso, Alexei Navalni, aseguró este lunes que “no se arrepiente ni por un segundo” de haber regresado a Rusia, donde fue arrestado hace un año, e instó a sus compatriotas a “no tener miedo”.

“Lo he hecho y no me arrepiento ni un segundo”, escribe en las redes sociales, sobre su lucha contra el Kremlin y su regreso al país, donde corría peligro de ser detenido, tras meses de convalecencia en Alemania.


Su detención fue el punto de partida de una ola de represion frente a la oposición, la prensa y la sociedad civil consideradas críticas con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Navalni, antes omnipresente en las manifestaciones y en redes sociales solo se expresa ahora con mensajes escritos en linea revelados por sus abogados.

AFP


“Después de un año en prisión, les digo (…) lo que ya dije en la corte: no tengan miedo”, agregó el opositor. “Es nuestro país, y no tenemos otro”.

Navalni fue víctima de un envenenamiento en agosto de 2020, del que acusó al Kremlin. Fue arrestado apenas regresó a Rusia el 17 de enero de 2021, luego de meses de hospitalización y convalecencia en Alemania.

Deberías leer:   la Cárcel del Pueblo, un sótano con historias de guerrilla y dictadura en pleno centro de Montevideo

La publicación de este lunes va acompañada de una foto del opositor, vestido con uniforme de detenido, en compañía de su esposa Yulia.

Este lunes Navalni reapareció en vídeo en un juzgado de distrito de Petushki, en la región de Vladimir, donde está encarcelado el opositor, según imágenes de la cadena online independiente Dojd.

Navalni en el vuelo a Moscú que culminaría con su detención.  Foto: AFP

Navalni en el vuelo a Moscú que culminaría con su detención. Foto: AFP

Esta vez lo hizo por dos denuncias que interpuso contra la administración penitenciaria.

Navalni participó en la audiencia, por videoconferencia, encerrado en una celda y siempre vestido con uniforme de detenido, según imágenes de esta cadena.

Una de sus denuncias fue rechazada y la otra pospuesta.

La activista, de 45 años, purga una pena de dos años y medio en una colonia penal a unos cien kilómetros de Moscú por un caso de fraude, que califica de “política”.

Su condena provocó una ola de condena internacional y nuevas sanciones occidentales contra Moscú.

Deberías leer:   Las imágenes históricas de Street View de Google Maps llegan al móvil

Infierno para la oposición

Un año después de su arresto, “Navalni y los activistas políticos asociados con él están experimentando un infierno en la Tierra”, dijo Amnistía Internacional el lunes.

Desde entonces, “las autoridades rusas han lanzado una campaña de represión y represalias sin precedentes” contra Alexei Navalni y sus seguidores, “desgarrando cualquier vestigio de libertad de expresión y asociación”, añadió la ONG.

La detención de Navalni provocó varios días de manifestaciones hace un año, pero fueron severamente apaciguado.

Además, el opositor está amenazado con una condena por “extremismo”, lo que significaría que tendrá que pasar muchos años en prisión.

A la represión de su movimiento siguió una creciente presión contra los medios de comunicación críticos con el Kremlin y contra las ONG, que fueron tildadas de “agentes extranjeros”, condición que dificulta su trabajo y las enfrenta a graves problemas legales.

En diciembre, la emblemática organización Memorial, pilar de la defensa de los derechos humanos en Rusia, fue prohibido.

Deberías leer:   El videojuego Gollum se lanza en septiembre

La semana pasada se sumaron a la lista los dos principales colaboradores de Alexei Navalni. la lista de “terroristas y extremistas” de las autoridades

En lo sucesivo, Ivan Khdanov y Leonid Volkov, ambos exiliados fuera de Rusia, son considerados “terroristas y extremistas”, según la lista del servicio de inteligencia financiera ruso, Rosfinmonitoring.

Los dos opositores, de 33 y 41 años, estuvieron al frente del Fondo Anticorrupción (FBK) de Navalni y de la red regional de su organización, hasta que fueron prohibidos por la justicia rusa en junio de 2021.

Este lunes, Leonid Volkiv consideró en las redes sociales que el 17 de enero “pasaría a la historia como el principio del fin del putinismo”.

El autor de esta nota es periodista de AFP

ap