Nokia se va de Rusia y echa a una gran parte de sus 2.000 empleados

Nokia dejará Rusia y despedirá a parte de sus 2.000 empleados en ese país, anunció este martes la empresa finlandesa de telecomunicaciones.

El anuncio del gigante nórdico que emplea a 90.000 personas en todo el mundo llega un día después su rival sueco Ericsson decidió suspender indefinidamente sus actividades en Rusia.

El proveedor de redes de telecomunicaciones móviles, que ya había suspendido los suministros al país a principios de marzo, «ahora podría anunciar que abandonará el mercado ruso», dijo un comunicado.

Nokia tiene 2.000 empleados en Rusia, de los cuales unos 200 trabajan en el sector de la investigación y el desarrollodijo una portavoz a la AFP.

«Desafortunadamente, en estas circunstancias, los despidos son inevitables. Sin embargo, para algunos puestos fuera de Rusia propondremos transferencias», dijo en un correo electrónico.

La decisión dará lugar a una provisión de 100 millones de euros (108 millones de dólares) en las cuentas del primer trimestre de Nokia, que se publicarán a finales de este mes, dijo el grupo.

La invasión contra Ucrania generó cientos de miles de refugiados. Foto AP

Rusia representó «menos del 2%» de los ingresos de Nokia en 2021 y el grupo dijo que mantendrá sus previsiones financieras para 2022. «debido a la fuerte demanda en otras regiones».

El lunes, el rival sueco Ericsson anunció que suspendería las operaciones en Rusia indefinidamente y pondría a sus 600 empleados en licencia.

La salida de los dos pesos pesados ​​occidentales deja el camino libre para el número uno mundial del sector, Huawei. Los tres grupos se reparten la mayor parte del mercado de instalación de redes 4G y 5G en todo el mundo.

Cientos de empresas, principalmente occidentales, han anunciado la suspensión de sus actividades o su salida de Rusia desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero y las posteriores sanciones contra Moscú.

La polémica por «haber ayudado» a Rusia

La empresa se va de Rusia.  Foto AP

La empresa se va de Rusia. Foto AP

A finales de marzo, Nokia negó haber ayudado a las autoridades rusas en el espionaje electrónico masivo de ciudadanos y opositores, según informa un artículo de The New York Times.

De acuerdo con el mencionado diario estadounidense, Nokia jugó un papel muy relevante durante al menos una década en la conexión del llamado Sistema de Actividades Operacionales de Búsqueda (SORM, por sus siglas en ruso) con los servidores de MTS, el mayor proveedor de t servicios.comunicaciones rusas.

El programa SORM fue utilizado -según The New York Times- por el Servicio de Seguridad Federal Ruso (FSB, ex KGB) para espiar las comunicaciones de varios líderes opositores al presidente ruso Vladimir Putin, incluidos Aleksei Navalni y Boris Nemtsov, y sus seguidores. .

El sistema SORM permite dar de alta y grabar comunicaciones, tanto por teléfono móvil como a través de Internet, así como leer mensajes enviados digitalmente, y los teleoperadores están obligados por ley a instalarlo en sus redes, asumiendo también los costes.

Este tipo de vigilancia electrónica, denominada «interceptación legal», existe en la mayoría de los países desarrollados para combatir el crimen organizado, pero el acceso a ella está restringido por ley y, a menudo, requiere una orden judicial, mientras que en Rusia la utiliza el FSB sin ningún tipo de autorización. control externo.

Nokia admitió en un comunicado que es uno de los proveedores internacionales de equipos de telecomunicaciones que abastecen el mercado ruso, pero dijo que «no fabrica, instala ni da servicio a equipos o sistemas SORM».

«Nokia, como todos los demás proveedores de infraestructura de red, debe asegurarse de que los productos que vendemos puedan interactuar con los equipos de intercepción agencias de seguridad juridica«Nokia explicó en el comunicado.