Nuctech, los ojos de China en los accesos más sensibles del mundo

En algunos de los lugares más delicados del mundo, las autoridades han instalado dispositivos de control de seguridad fabricados por una única empresa china con profundos vínculos con el ejército chino y los niveles más altos del Partido Comunista en el poder.

El Foro Económico Mundial de Davos. Los puertos más grandes de Europa. Aeropuertos desde Ámsterdam hasta Atenas. Las fronteras de la OTAN con Rusia. Todos dependen de los equipos fabricados por Nuctech, que se convirtió rápidamente en la primera empresa del mundo, por ingresos, de escáneres de carga y vehículos.


Nuctech lleva años sin entrar en Estados Unidos por motivos de seguridad nacional, pero hizo una gran incursión en Europa, instalando sus dispositivos en 26 de los 27 Estados miembros de la UE, según los registros de contratación pública, gubernamentales y empresariales revisados por The Associated Press.

Se encienden las alarmas

La complejidad de la estructura de propiedad de Nuctech y su creciente presencia mundial han hecho saltar las alarmas a ambos lados del Atlántico.

Un número cada vez mayor de funcionarios de seguridad y responsables políticos occidentales temen que China pueda aprovechar los equipos de Nuctech para sabotear puntos de tránsito clave u obtener acceso ilícito a datos gubernamentales, industriales o personales de los artículos que pasan por sus dispositivos.


Escáners de Nuctech en Bruselas. Foto: AP

Los críticos de Nuctech alegan que el gobierno chino ha subvencionado de hecho a la empresa para que pueda socavar a sus competidores y dar a Beijing un dominio potencial sobre las infraestructuras críticas de Occidente, ya que China pretende establecerse como superpotencia tecnológica mundial.

“Los datos que procesan estos dispositivos son muy sensibles. Son datos personales, datos militares, datos de carga. Pueden estar en juego secretos comerciales. Hay que asegurarse de que estén en buenas manos”, dijo Bart Groothuis, director de ciberseguridad del Ministerio de Defensa holandés antes de ser miembro del Parlamento Europeo. “Dependes de un actor extranjero que es un adversario geopolítico y un rival estratégico”.

Groothuis y otros dicen que Europa no tiene herramientas para controlar y resistir esa posible invasión. Los distintos estados miembros han adoptado opiniones opuestas sobre los riesgos de seguridad de Nuctech. Ni siquiera se ha podido hacer un recuento público exhaustivo de dónde y cuántos dispositivos de Nuctech se han instalado en todo el continente.

Los críticos de Nuctech alegan que el gobierno chino ha subvencionado de hecho a la empresa para que pueda socavar a sus competidores. Foto: AP

Los críticos de Nuctech alegan que el gobierno chino ha subvencionado de hecho a la empresa para que pueda socavar a sus competidores. Foto: AP

Nuctech rechaza esas preocupaciones y responde que las operaciones europeas de Nuctech cumplen con las leyes locales, incluidos los estrictos controles de seguridad y las normas de privacidad de datos.

“Son nuestros equipos, pero son sus datos. Nuestro cliente decide lo que sucede con los datos”, dijo Robert Bos, subdirector general de Nuctech en los Países Bajos, donde la empresa tiene un centro de investigación y desarrollo.

Dijo que Nuctech es víctima de acusaciones infundadas que han reducido su cuota de mercado en Europa casi a la mitad desde 2019.

Deberías leer:   YouTube Music ahora sugiere su altavoz favorito para la reproducción

“Es bastante frustrante para ser honesto”, dijo Bos a AP. “En los 20 años que entregamos estos equipos nunca tuvimos problemas de brechas o filtraciones de datos. Hasta hoy nunca tuvimos pruebas de ello”.

“No es realmente una empresa”

A medida que los controles de seguridad están cada vez más interconectados y se basan en los datos, Nuctech se ha encontrado en la primera línea de la batalla entre Estados Unidos y China que se libra en Europa por el dominio de la tecnología.

Además de sistemas de escaneo de personas, equipajes y cargas, la empresa fabrica detectores de explosivos y dispositivos interconectados capaces de reconocer rostros, medir la temperatura corporal e identificar tarjetas de identidad o billetes.

En su página web, la empresa matriz de Nuctech explica que hace algo más que proporcionar hardware, integrando “la computación en la nube, big data e Internet de las cosas con tecnologías y productos de inspección de seguridad para suministrar a los clientes una solución de alta tecnología en este aspecto”.

Los críticos temen que, en virtud de las leyes de inteligencia nacional de China, que obligan a las empresas chinas a entregar los datos solicitados por los organismos de seguridad del Estado, Nuctech no pueda resistirse a las peticiones de Beijing de entregar datos sensibles sobre la carga, las personas y los dispositivos que pasan por sus escáneres.

Dicen que existe el riesgo de que Beijing utilice la presencia de Nuctech en toda Europa para recopilar grandes datos sobre los flujos comerciales transfronterizos, extraer información de las redes locales, como los manifiestos de embarque o la información de los pasajeros, o sabotear los flujos comerciales en un conflicto.

Presidente chino, Xi Jinping. Foto: AP

Presidente chino, Xi Jinping. Foto: AP

Una revisión de seguridad de Nuctech realizada por el gobierno canadiense en julio de 2020 descubrió que los escáneres de seguridad de rayos X podrían utilizarse para recopilar y transmitir información de forma encubierta, comprometer dispositivos electrónicos portátiles al pasar por el escáner o alterar los resultados para permitir el tránsito de dispositivos “nefastos”.

La Unión Europea puso en marcha a finales de 2020 medidas que pueden utilizarse para examinar la inversión extranjera directa china.

Pero los responsables políticos en Bruselas dicen que actualmente no hay sistemas a nivel de la UE para evaluar las adquisiciones chinas, a pesar de la creciente preocupación por las subvenciones estatales injustas, la falta de reciprocidad, la seguridad nacional y los derechos humanos.

“Esto es cada vez más peligroso. No me importaría que uno o dos aeropuertos tuvieran sistemas Nuctech, pero con los precios de dumping muchas regiones lo están aceptando”, dijo Axel Voss, miembro alemán del Parlamento Europeo que trabaja en la protección de datos.

“Esto se está convirtiendo cada vez más en una cuestión de seguridad. Se podría pensar que es una inversión estratégica del gobierno chino”.

OSI Systems, el rival estadounidense

Estados Unidos -sede de OSI Systems, uno de los rivales comerciales más importantes de Nuctech- arremetió duramente contra Nuctech. El Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el Consejo de Seguridad Nacional, la Administración de Seguridad en el Transporte y la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio han expresado su preocupación por Nuctech.

Deberías leer:   La PS5 está disponible en Sony a las 4 p. m. ET, y puede comenzar a hacer cola ahora

La Administración de Seguridad en el Transporte de EE.UU. informó a AP en un correo electrónico que Nuctech no es apta para recibir información de seguridad sensible. Los productos de Nuctech, dijo la TSA (por sus siglas en inglés), “no están autorizados para ser utilizados en el control de pasajeros, equipaje, propiedad accesible o carga aérea en los Estados Unidos”.

En diciembre de 2020, Estados Unidos incluyó a Nuctech en la lista de entidades de la Oficina de Industria y Seguridad, restringiendo las exportaciones hacia ellos por motivos de seguridad nacional.

“No es sólo comercial”, dijo un funcionario del gobierno de Estados Unidos que no estaba autorizado a hablar en el registro. “Se trata de utilizar empresas respaldadas por el Estado, con subvenciones estatales, ofertas a la baja para entrar en las infraestructuras críticas europeas, que son los aeropuertos civiles, los controles de pasajeros, los puertos marítimos y los controles de carga”.

En Europa, las ofertas de Nuctech pueden ser entre un 30% y un 50% menores a las de sus rivales, según los competidores de la empresa, funcionarios estadounidenses y europeos e investigadores que estudian China. A veces incluyen otros edulcorantes como contratos de mantenimiento ampliados y préstamos favorables.

En 2009, el principal competidor europeo de Nuctech, Smiths Detection, se quejó de que estaba siendo expulsado del mercado por estas prácticas, y la UE impuso un derecho antidumping del 36,6% a los escáneres de carga de Nuctech.

“Nuctech viene con ofertas por debajo del mercado que nadie puede igualar. No es un precio normal, es un precio de estado económico”, dijo Didi Kirsten Tatlow, coeditora del libro China’s Quest for Foreign Technology (El afán de China por la tecnología extranjera). “No es realmente una empresa. Son más bien un ala de una unidad de desarrollo estatal“.

Bos, de Nuctech, dijo que la empresa mantiene los precios bajos fabricando en Europa. “No tenemos que importar productos de Estados Unidos u otros países”, dijo. “Nuestra cadena de suministro es muy eficiente con proveedores locales, esa es la principal razón por la que podemos ser muy competitivos”.

Los éxitos de Nuctech abundan. La empresa, que está abriendo oficinas en Bruselas, Madrid y Roma, dice que ha suministrado sus productos a clientes en más de 170 países y regiones. Nuctech dijo en 2019 que había instalado más de 1.000 dispositivos de control de seguridad en Europa para aduanas, aviación civil, puertos y organizaciones gubernamentales.

En noviembre de 2020, las aduanas noruegas lanzaron una convocatoria para comprar un nuevo escáner de carga para el puesto de control de Svinesund, un complejo de edificios grises y austeros en la frontera sueca. Un competidor estadounidense y otras dos empresas se quejaron de que las condiciones, tal y como estaban redactadas, daban ventaja a Nuctech.

El pliego de condiciones se modificó, pero Nuctech ganó el contrato de todos modos. La empresa china superó a sus competidores tanto en precio como en calidad, dijo Jostein Engen, director de adquisiciones de la agencia de aduanas, y ninguno de los ministerios gubernamentales de Noruega levantó alertas rojas que hubieran descalificado a Nuctech.

Deberías leer:   Europa ya se prepara para vivir sin el gas ruso

“En las aduanas noruegas debemos tratar a Nuctech como a todos los demás en nuestra competencia”, dijo Engen. “No podemos hacer otra cosa que seguir las normas de la UE sobre concursos públicos”.

Cuatro de los cinco Estados miembros de la OTAN que tienen frontera con Rusia -Estonia, Letonia, Lituania y Polonia- compraron equipos de Nuctech para sus pasos fronterizos con Rusia. También lo hizo Finlandia.

Miembros y aspirantes de la OTAN

Los dos puertos más grandes de Europa -Rotterdam y Amberes, que en conjunto manejaron más de un tercio de las mercaderías, por peso, que entraron y salieron de los principales puertos de la UE en 2020- utilizan dispositivos Nuctech, según un testimonio parlamentario.

Otros Estados clave en los límites de la UE, como el Reino Unido, Turquía, Ucrania, Albania, Bielorrusia y Serbia, también han adquirido escáneres Nuctech, algunos de los cuales fueron donados o financiados con préstamos a bajo interés de bancos estatales chinos, según documentos de contratación pública y anuncios gubernamentales.

Los aeropuertos de Londres, Ámsterdam, Bruselas, Atenas, Florencia, Pisa, Venecia, Zúrich, Ginebra y más de una decena en España firmaron acuerdos para adquirir equipos de Nuctech, según muestran documentos de contratación pública y anuncios gubernamentales.

Nuctech afirma haber suministrado equipos de seguridad para los Juegos Olímpicos de Brasil en 2016, la visita del presidente Donald Trump a China en 2017 y el Foro Económico Mundial en 2020. También ha suministrado equipos a algunas organizaciones de la ONU, según muestran los registros de adquisiciones.

Aumento de la preocupación

A medida que la cuota de mercado de Nuctech creció, también lo hizo el escepticismo sobre la empresa.

Las autoridades canadienses retiraron una oferta permanente de Nuctech para suministrar equipos de escáner de rayos X a más de 170 misiones diplomáticas canadienses en todo el mundo, después de que una evaluación gubernamental detectara una “elevada amenaza” de espionaje.

Lituania, que mantiene una disputa diplomática con China por Taiwán, impidió a Nuctech suministrar escáneres para aeropuertos a principios de este año, después de que una revisión de la seguridad nacional determinara que no era posible que el equipo funcionara de forma aislada y que existía el riesgo de que la información se filtrara a China, según Margiris Abukevicius, viceministro de Cooperación Internacional y Ciberseguridad del Ministerio de Defensa Nacional de Lituania.

Entonces, en agosto, Lituania aprobó un acuerdo para un escáner Nuctech en su frontera con Bielorrusia. Sólo había dos oferentes, Nuctech y una empresa rusa -ambos presentaban problemas de seguridad nacional- y no hubo tiempo para volver a convocar la licitación, dijeron dos funcionarios lituanos a AP.

“Es sólo una decisión ad hoc que elige entre opciones malas y peores“, dijo Abukevicius. Añadió que el gobierno está elaborando una hoja de ruta para sustituir todos los…