Nueva York enfrenta un brote de una enfermedad transmitida por la orina de rata

Nueva York enfrenta un brote de una enfermedad causada por una bacteria que vive en el orina de rata y que, hasta ahora, ya ha provocado 15 casos en esa ciudad de los Estados Unidos, y le quitó la vida a una persona.

Del total, 13 fueron hospitalizados con insuficiencia renal y hepática aguda, y dos también desarrollaron problemas pulmonares graves

La enfermedad en cuestión se llama Weil o leptospirosis y se transmite de animales a humanos, especialmente por contacto con la orina de ratas infectadas.

Entre 2006 y 2020, solo se habían registrado 47 casos en la Gran Manzana. Por tanto, los 15 registrados en este 2021 representan más del 25 por ciento de la última década y media.

Aunque no es una enfermedad común en los Estados Unidos, donde se reportan alrededor de 150 casos anualmente, en todo el mundo infecta a alrededor de un millón de personas y causa 60.000 muertes cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Deberías leer:   Brasil detectó los primeros dos casos de la variante Ómicron del coronavirus

Aunque aún no se ha confirmado la causa del aumento de casos en Nueva York, los expertos sugieren que está relacionada con la aumento de temperatura y cambio climático.

Frente a este panorama, el Departamento de salud de la ciudad estadounidense emitió una advertencia el 22 de septiembre, al tiempo que informaba que la enfermedad fue detectada en cuatro de los cinco condados de Nueva York, dado que, hasta el momento, Staten Island no registró ningún caso.

“Las bacterias pueden persistir en ambientes cálidos y húmedos. Los cambios en las condiciones climáticas que permiten la persistencia de las bacterias (condiciones climáticas más cálidas y húmedas) podrían contribuir a un aumento de casos humanos ”, advirtieron desde el Departamento de Salud.

Síntomas y prevención

Los primeros síntomas pueden aparecer de dos días a cuatro semanas después de haber estado en contacto con la bacteria y, principalmente, aparecer en fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, vómitos, ictericia, anemia y, a veces, sarpullido. Además, una gran parte de los afectados requiere hospitalización.

Deberías leer:   el Congreso va hacia su quinto proceso de destitución en cinco años, esta vez contra Pedro Castillo

En cuanto a la prevención, la forma más eficaz de evitar el contagio es la vacunación de las mascotas para no propagar la enfermedad y evitar el contacto con la orina o fluidos corporales de los animales, especialmente al cortar o raspar la piel.

DB