Nuevas fotos muestran a Boris Johnson brindando en una fiesta en plena pandemia de coronavirus

Durante el fin de semana y en privado, el primer ministro británico, Boris Johnson, le preguntó a Sue Grey, la funcionaria pública que debía investigar el Party Gate en la casa de gobierno y su residencia, en medio del confinamiento por el COVID, para publicar las fotos de esas fiestas.

«Los británicos piensan que Downing St era como Ibiza en julio», sugirió Boris.

Esta tarde por fin el canal ITVNoticias logró filtrar las fotos de las fiestas en el 10 de Downing St, la casa de gobierno y al mismo tiempo, la residencia oficial del primer ministro y su familia en Gran Bretaña.

Las fotos muestran a Boris sosteniendo una copa de vino blanco, supuestamente en el segundo confinamiento por COVID. Alrededor de otras seis personas con varias botellas de vino vacías, galletas y papas fritas, en Downing St.

En la serie de fotos, el grupo parece estar brindando por alguien mientras Johnson habla. También hay una caja ministerial roja en una silla.donde se guardan los documentos secretos del gobierno, que el primer ministro debe leer todos los días.

Partido de Boris Johnson. Foto: Captura ITV.com

Fiestas

Aparentemente, la reunión fue la despedida del jefe de comunicación del primer ministro, Lee Cain, el 13 de noviembre de 2020.

Este acto ocurrió durante el segundo confinamiento nacional, cuando a las personas solo se les permitía salir de casa por un número limitado de razones, incluido el trabajo si no podían trabajar desde casa. No se permitía mezclarse con otros hogares.

El 8 de diciembre de 2021, se le preguntó al primer ministro en el parlamento si había una fiesta en Downing Street ese día, a lo que respondió: «No. Pero estoy seguro de que, pase lo que pase, se siguieron las instrucciones». y las reglas».

Dos eventos de ese día fueron parte de la investigación de la Policía Metropolitana sobre Londres, que finalizó la semana pasada. Ootros fueron multados por eventos no especificados en ese día, pero el primer ministro no lo era. Fue multado solo una vez junto con su esposa y el canciller de finanzas.

Estas fotos desencadenarán un escándalo esta semana.  Foto Bloomberg

Estas fotos desencadenarán un escándalo esta semana. Foto Bloomberg

Estas fotos desencadenarán un escándalo esta semanaque probablemente será muy accidentado para el primer ministro británico.

La Policía Metropolitana ha dado a Downing Street un alto grado de cobertura porque la fuerza investigó los hechos del día en cuestión. Aunque algunos funcionarios fueron multados, Boris Johnson no lo fue.

¿Mintió?

El verdadero peligro político para el primer ministro ahora no se trata realmente de lo que hizo, sino más bien lo que sabía y decía.

Preguntado directamente en la Cámara de los Comunes si hubo fiestas en Downing Street el 13 de noviembre de 2020, Johnson fue explícito: «No, pero estoy seguro de que pase lo que pase, la guía… y las reglas se siguieron en todo». veces.

Es muy difícil conciliar esa respuesta con estas fotos. No puede mentir en la Cámara de los Comunes, bajo pena de renuncia.

El gran riesgo para el primer ministro ahora es que el informe completo de Sue Gray sobre Party Gate en Downing St pueda generar más desalineaciones. El resultado se conocerá en las próximas horas.

Las fotos surgieron en lo que posiblemente sea la víspera del informe de Sue Gray sobre los eventos que rompieron el confinamiento en Downing Street y Whitehall, que se espera que proporcionar más detalles que la investigación policial.

El verdadero peligro político para el primer ministro ahora es si mintió o no.

El verdadero peligro político para el primer ministro ahora es si mintió o no.

Un portavoz de Número 10 dijo: «La Oficina del Gabinete y la Policía Metropolitana han tenido acceso a toda la información relevante para sus investigaciones, incluidas fotografías. La policía ha concluido su investigación. Sue Gray publicará su informe en los próximos días, momento en el que que el primer ministro se dirigirá a todo el parlamento.

El Comité de Privilegios Parlamentarios está listo para iniciar una investigación sobre si Johnson engañó a los parlamentarios a sabiendas al negar cualquier conocimiento.

Si se determina que lo ha hecho, esto significaría que ha infringido el código ministerial y, en general, debería renunciar

Boris ha sido acusado por sus opositores demócratas liberales de “tomar al pueblo británico por tontos”. “Cuando estaban haciendo grandes sacrificios, estabas en una fiesta”, denunció su vicedirectora Daisy Cooper, luego de que se filtraran las fotos.

El laborismo sostiene que imágenes “degradan tu oficina”. Los nacionalistas escoceses creen que las fotos son «repugnantes» y han instado a los parlamentarios conservadores a «deshacerse de él». Se avecinan horas muy difíciles para Boris Johnson.

PB