Nuevo roce del Papa con el patriarca ruso durante su visita a Kazajistán

En un duro discurso, Francisco pidió «nunca justificar la violencia» en una reunión religiosa en la que Kirill estuvo ausente.

En el segundo día de su peregrinación apostólica a Kazajstán, el Papa Francisco discutió de nuevo indirectamente con el patriarca ortodoxo de Moscú y todas las Rusias Kirill, quien apoya a Vladimir Putin, al afirmar que «La fe no puede justificar una guerra».

El patriarca ruso no estuvo presente entre los 80 líderes del mundo y las religiones tradicionales. se negó a viajar a Nursultan, la capital de Kazajstán, para participar en el séptimo congreso de religiones, tras sentirse ofendido porque el Papa le dijo que no podía ser «monaguillo de Putin».

Kirill hizo leer su discurso en el gran salón de arquitectura ultramoderna donde tiene lugar la reunión, a uno de sus colaboradores, el metropolita Antonio de Volokolamsk. No habló de la guerra en Ucrania ni defendió directamente la invasión ordenada por el presidente Putin.


Imagen de archivo del Papa Francisco y el patriarca ruso Kirill, en 2016. Foto: Reuters

Dijo que «los desafíos modernos y los intentos de construir el orden mundial sin apoyarse en los valores morales como pilar, han provocado» grandes enfrentamientos y conflictos militares.

Y agregó: “Seguimos creando conflictos en todo el mundo y siempre es más difícil resistir la tentación”. Denunció «la falsedad de hechos histórico, por lo que hay cada vez menos amor y compasión en la sociedad y mas palabras llenas de odio hacia otras personasque lleva a la humanidad al fracaso”.

El patriarca Kirill canceló hace unos meses su visita y su previsto encuentro en el Congreso de las Religiones con el Papa, líder de 1.300 millones de católicos bautizados. Justificó la invasión rusa a Ucrania por motivos ideológicos y espirituales.

Él la describió como una “batalla metafísica con Occidente”. Bendijo a los soldados y las armas utilizadas en la guerra y sostuvo que «los rusos y los ucranianos son la misma gente».

la reacción de francisco

El Papa Francisco afirmó este miércoles en su discurso inaugural del VII Congreso de las Religiones del Mundo que los líderes religiosos del mundo deben tomar en sus manos la iniciativa de fomentar una cultura de paz y dijo que era hipócrita esperar que los no creyentes fomentaran la paz si los religiosos no lo hacían.

Francisco habló en el Séptimo Congreso de las Religiones del Mundo.  Foto: Filippo Monteforte / AFP
Francisco habló en el Séptimo Congreso de las Religiones del Mundo. Foto: Filippo Monteforte / AFP

«Si el Creador es el autor de la vida humana, ¿cómo podemos nosotros, que nos consideramos creyentes, consentir en la destrucción de esa vida?»

Jorge Bergoglio no hizo concesiones en su discurso y fue muy aplaudido por buena parte de los líderes religiosos de las grandes religiones del mundo. «Conscientes de los errores y equivocaciones del pasado, unamos nuestros esfuerzos para garantizar que el Todopoderoso no vuelva a ser rehén de la sed humana de poder».

Diálogo en lugar de armas

Francisco pidió a los presentes que se comprometan a resolver las disputas a través del diálogo y la negociación en lugar de recurrir a las armas.

Nunca justifiquemos la violencia. Nunca permitamos que lo sagrado sea explotado por lo profano. ¡Lo sagrado nunca debe ser un instrumento de poder ni el poder un instrumento de lo sagrado!”

El Papa comenzó este miércoles a reunirse con los principales líderes religiosos. En primer lugar con el cacique Ahmed al-Tayeb, el gran imán de la Universidad Al-Azar de El Cairo, núcleo de las grandes enseñanzas musulmanas sunníes.

El Papa llegó al encuentro en silla de ruedas.  Foto: Filippo Monteforte / AFP
El Papa llegó al encuentro en silla de ruedas. Foto: Filippo Monteforte / AFP

Cuando el Papa llegó al encuentro en silla de ruedas, el imán de Al-Azar le dio un beso en la mejilla. El líder religioso musulmán fue posteriormente premiado por los organizadores por su trabajo interreligioso.

En 2019, el Papa y el líder musulmán sunita firmaron un documento considerado histórico por la hermandad humana.

El Papa también se reunió por separado con los grandes rabinos Judíos azkenazíes y sefardíes de Israel, David Baruch Lau y Yitzhak Yosef, con el Mufti Sheikh Ravil Gaynuldin, jefe del Consejo Religioso Musulmán Ruso, y con el Gran Mufti de Kazajstán, Nauraryzbay Kazhy Taganuly.

En su discurso, el Papa enfatizó que “Dios nunca lleva a la guerra. Dios es paz y siempre conduce a la paz”.

“Nuestros días todavía están marcados por el flagelo de la guerra, por un clima de discusiones exasperadas, por la incapacidad de dar un paso atrás y tender la mano a los demás”.

El Papa está decidido a lograr una mediación que le permita viajar a kyiv y reunirse con el presidente Zelensky, pero sobre todo volar a Moscú para crear un ambiente espiritual para negociaciones que conduzcan a negociaciones de tono.

Pero hasta ahora el presidente Putin no acepta la lógica de las conversaciones porque no considera que la ofensiva rusa en Ucrania, que ha sufrido serios reveses tras casi siete meses de guerra, tenga hasta ahora la alternativa de una negociación de paz.

El Papa argentino se reunió con el metropolita Antonij que había leído el discurso enviado por el patriarca Kirill.  Foto: Reuters
El Papa argentino se reunió con el metropolita Antonij que había leído el discurso enviado por el patriarca Kirill. Foto: Reuters

El Papa argentino se reunió con el metropolita Antonij que había leído el discurso enviado por el patriarca Kirill, pero no se informó del contenido del encuentro.

En los círculos de la reunión circula la versión de un intento de corrientes internas de los ortodoxos rusos fieles a Kirill para encontrar una manera de superar la distancia actual del patriarca con el Papa para retomar el diálogo.

Francisco se reunirá este jueves con la comunidad católica de Kazajstán, que cuenta con 120.000 miembros” y volverá a Roma, donde llegará al atardecer tras un vuelo de más de seis horas.

corresponsal del vaticano

ap

mira también