ONU advirtió que la violencia en el este de la República Democrática del Congo causó 200 muertes y 40.000 personas sin hogar en 2021 – Latino News

Aproximadamente 40.000 personas fueron desplazadas

Al menos 200 personas han muerto y unas 40.000 han sido desplazadas en lo que va de año debido a la violencia en el este de la República Democrática del Congo (RDC), advirtió la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Desde enero, los ataques atribuidos al grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) han matado a casi 200 personas, han herido a decenas más y han desplazado a unas 40.000 en el territorio de Beni, en la provincia de Kivu del Norte, en la República Democrática del Congo, así como en las aldeas vecinas de la provincia de Ituri “, dijo el portavoz del ACNUR, Babar Baloch.

El representante de la ONU calificó el aumento de estos ataques como “alarmante”, según el portal de noticias ruso Suptnik.

“En menos de tres meses, el ADF invadió 25 aldeas, prendió fuego a decenas de casas y secuestró a más de 70 personas. Esto se suma a los 465 congoleños muertos en ataques atribuidos al ADF en 2020 ”, dijo Baloch.

Los ataques fueron atribuidos al grupo armado Forces Democratic Allied

Los ataques fueron atribuidos al grupo armado Forces Democratic Allied

En cuanto a las posibles causas de estos ataques, el líder mencionó las represalias de los grupos armados contra las operaciones del ejército congoleño, la búsqueda de alimentos y medicinas y las sospechas de que las comunidades locales revelen las posiciones de las ADF a las fuerzas de seguridad.

Antes del reciente desplazamiento masivo, dijo, unos 100.000 desplazados internos ya necesitaban protección y asistencia para obtener refugio en Beni. La falta de fondos limita la capacidad de asistencia del ACNUR, lamentó el funcionario.

Baloch estimó los fondos que el ACNUR necesita para responder a las necesidades humanitarias en el este de la República Democrática del Congo en $ 33 millones, y agregó que, hasta la fecha, solo se ha recaudado el 5,5% de esta cantidad.

El ADF es un grupo de rebeldes musulmanes ugandeses instalados en el este de la República Democrática del Congo que en 2017 juraron lealtad al Estado Islámico (EI) y no han llevado a cabo ataques en Uganda durante años, pero desde 2014 han llevado a cabo masacres en Beni.

En abril de 2019, ISIS reclamó por primera vez ataques contra los cuarteles del ejército y la Misión de Estabilización de la ONU en la República Democrática del Congo.