Ortega detiene y toma como rehenes a familiares de opositores | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |

El Gobierno de Daniel Ortega está tomando como «rehenes» a familiares de disidentes u opositores sandinistas, con el fin de obligarlos a entregar a sus familiares que han huido de Nicaragua, denunciaron este viernes (16.09.2022) organizaciones de derechos humanos de ese país centroamericano. .

“Esta conducta delictiva no tiene precedentes en la historia, no es propia de ninguna dictadura, tiene los trazos de un secuestro donde el secuestrador se apodera de víctimas inocentes, las toma como rehenes para capturar a la persona que quiere secuestrar”, dijo. el Cenidh en un comunicado público.

Esa organización, crítica con el gobierno de Ortega, aseguró que «en las últimas semanas» ha dado seguimiento y «documentado un nuevo patrón represivo del régimen de Ortega Murillo contra» el movimiento político Unión Democrática Renovadora (Unamos), el ex Movimiento Renovador Sandinista ( MRS), que incluye a sus familiares.

Acciones arbitrarias e inconstitucionales

Citado por el diario La Prensa, el abogado Gonzalo Carrión, del grupo de derechos humanos Nicaragua Nunca+, señaló que “la captura de familiares, seres queridos de personas perseguidas” por parte de la policía muestra “un patrón de actuación arbitrario e inconstitucional” de el régimen orteguista.

El diario denunció la detención de Jeannine Horvilleur, de 63 años, y su hija Patricia Álvarez Horvilleur, sacadas a la fuerza de su domicilio por la policía y detenidas sin orden judicial, por ser familiares de un opositor que huyó del país.

“A nivel nacional se ha desatado una estrategia de hostigamiento, persecución, amenazas y hasta detenciones arbitrarias de militantes del partido y sus familiares. Más de 10 se registraron al final de este artículo”, dijo el Cenidh.

Llamado a la «acción urgente»

Para el Cenidh, las detenciones de familiares ajenos a la política “sobrepasan la gravedad delictiva del secuestro extorsivo, que, según el Código Penal, es cuando se exige rescate o cualquier beneficio monetario”.

“En este caso, el régimen está exigiendo la vida, la integridad y la seguridad de seres humanos inocentes, por lo que está tomando como rehenes a los familiares de las víctimas a quienes criminaliza para capturarlos, masificando la victimización y violando su derecho a la la libertad, la integridad personal, física y psíquica, el derecho a la presunción de inocencia, entre otros”, advirtió.

Para el Cenidh, las detenciones de familiares de opositores «no es una persecución circunstancial» de cara a las elecciones municipales de noviembre próximo, sino que «estamos ante una decisión evidente de aniquilar política y físicamente» a los disidentes.

Por ello, ese organismo lanzó “esta alerta urgente a nivel nacional e internacional” y solicitó a todas las organizaciones de la sociedad civil nicaragüense, organizaciones de derechos humanos y organizaciones que monitorean la crisis en Nicaragua desde el exterior, “que evalúen y prioricen esta situación en su agenda de apoyo y promover acciones urgentes».

Llamado a la CIDH

En particular, hizo un «llamado especial» a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al Mecanismo Especializado de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y a la Oficina de Derechos Humanos de la ONU (Oacnudh), «a analizar esta situación». y promover acciones de acuerdo con la seriedad y urgencia que amerita el caso”.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las polémicas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega resultó reelecto para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto a su esposa, Rosario Murillo. , como vicepresidenta, con siete de sus potenciales rivales en prisión y dos en el exilio.

jc (efe, La Prensa)

Read More: Ortega detiene y toma como rehenes a familiares de opositores | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |