Ortega se alía con China, Rusia e Irán, en desafío a EEUU

Mientras se acerca la ceremonia de “investidura” de Ortega, solo 12 países en el mundo han reconocido las elecciones amañadas que tuvieron lugar en Nicaragua el 7 de noviembre: Irán, Cuba, Venezuela, Bolivia, Rusia, Corea del Norte, Vietnam, Siria, Palestina, Bielorrusia, Abjasia. , Palestina y la República Árabe Saharaui Democrática, son los únicos que reconocen a Ortega como presidente electo.

El académico Francisco Larios, de la comisión organizadora del “Congreso de la Unidad de Nicaragüenses Libres”, sostiene que políticamente el régimen orteguista es un “caparazón”, algo que considera se evidenció el 7 de noviembre con el alto porcentaje de abstencionismo, que Las organizaciones que monitorearon las elecciones aseguran que superó el 80%.

“El mensaje que le envió el pueblo de Nicaragua al régimen ya todos nosotros es muy claro, no queremos nada con ese régimen. Es mortal para un régimen porque nadie puede gobernar con el 90% de la población en contra de forma permanente”, afirmó.

“Por otro lado, son un grupo de personas que usurpan el poder. No es que no quieran irse, es que no pueden irse porque al abandonar el poder pueden perderlo todo, incluso la vida. De tal forma que estamos ante una situación en la que no hay empate posible. Es un lucha a muerte porque ni el pueblo nicaragüense puede soportar un régimen que es como la ocupación fascista de su propio país a través de una pandilla de paramilitares, ni los usurpadores pueden irse”, dijo Larios.

Deberías leer:   Derrumbe de caseta de corrida de toros en Colombia deja al menos 6 muertos

Según algunos analistas, Ortega busca garantizar la permanencia en el poder ante el temor de perder la riqueza acumulada al amparo del poder y de ser juzgado por los crímenes de lesa humanidad que ha cometido durante el actual régimen sandinista, según investigaciones de organizaciones derechos humanos internacionales


estilo norcoreano

Larios sostiene que lo que le viene a Nicaragua es la implementación de un régimen al estilo norcoreano, donde asegura que Los nicaragüenses solo tienen Dos opciones: dejar que el régimen vaya “poco a poco impidiendo el movimiento de la gente o vamos a una lucha a muerte contra la dictadura para sacarla por la fuerza. No nos engañemos”, exhortó.

En Corea del Norte la gente vive bajo censura, no hay respeto por las libertades fundamentales como la expresión, reunión pacífica, asociación, movimiento, religión o creencias.

Para el analista, Ortega no dejará el poder por las buenas y en ese sentido critica el diálogo que se avecina y cree que quienes participen estarán legitimando la usurpación de un dictador que busca limpiar su imagen ante la comunidad internacional, evitar nuevas sanciones y que suspendan las ya señaladas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países por corrupción y violaciones de derechos humanos.

Algunos sectores de la oposición, como la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que agrupa al sandinismo disidente, dijeron en un comunicado que no hay condiciones para el diálogo, pero cree que podría ser un “mecanismo de resolución de conflictos”. . Mientras tanto, otros sectores como el “Congreso de la Unidad de Nicaragüenses Libres”, sostiene que el diálogo con Ortega legitimaría su régimen y la continuidad en el poder.

Deberías leer:   Encarnizada batalla entre Rusia y Ucrania

“No quiere decir que estemos iniciando la organización de un Ejército, la insurrección militar. No sabemos cuánta violencia habrá en el proceso porque ya hay violencia armada contra el pueblo nicaragüense, pero lo que sí sabemos es que la lucha es eminentemente política en el sentido de organizarse, promover el descontento del pueblo y salir paulatinamente creando estructuras y creando una estrategia que aumente los golpes contra los pilares que sostienen al régimen, que incluye no solo al Ejército, al FSLN, ya grupos muy poderosos que siguen beneficiándose de los arreglos del FSLN.

“Es una batalla muy dura la que se viene para que el pueblo de Nicaragua tenga libertad y por lo menos la esperanza de construir una democracia estable”, dijo.

Crisis económica y migración

Ortega lleva a Nicaragua al aislamiento internacional y tendrá consecuencias económicas que empobrecerán aún más a la población.

“Esto no quiere decir que el régimen no tenga recursos porque lamentablemente, a pesar de toda la retórica de las potencias extranjeras, le han otorgado cientos de millones de dólares. Entonces, tiene recursos para sustentarse, pero la población no tiene defensa y económicamente camina más al fondo de la ruina porque la economía no puede crecer, las empresas quiebran, el dinero va a las arcas del Estado no a la población. Con la incertidumbre política, qué inversionista privado serio que no sea corrupto en alianza con el régimen va a poner grandes cantidades de dinero en el país”, cuestionó.

Deberías leer:   Realizan en Miami emotivo evento por los niños del St. Jude

factor desestabilizador

Para Larios, el recrudecimiento de la crisis económica llevará a la crisis migratoria. “El potencial de que la crisis de Nicaragua sea un factor desestabilizador en Centroamérica es alto y eso, en mi opinión, no se está calculando bien en Estados Unidos”.

“El país se está convirtiendo en un polvorín donde tarde o temprano se repite el ciclo que hemos vivido porque no se puede reprimir permanentemente la voluntad del pueblo y como no tenemos un sistema donde la voluntad del pueblo exprese lo que ha pasado. en Nicaragua, de vez en cuando hay una guerra”, aseveró.

“Hay gente que dice que la guerra es imposible, pero nunca es imposible. La guerra es una constante ante los fracasos políticos en nuestro país, y queremos evitar que se llegue a ese punto y por eso estamos haciendo todo lo posible para organizar un esfuerzo político amplio que logre ser contundente y que resuelva esto de una vez por todas. , “el esta estresado.

La alianza de Ortega con China tras la ruptura de relaciones con su gran benefactor Taiwán, también la alianza con Rusia, y su acercamiento con Irán, tienen el propósito de crear conflictos con Estados Unidos y lleva a una innecesaria conflagración en Nicaragua, a más aislamiento internacional. .

judith flores
@FloresJudith7
[email protected]