“Otra sonrisa falsa” de China al mundo

Ai Weiwei es uno de los artistas más famosos de China y muchos lo consideran uno de los mejores del mundo. En colaboración con el estudio de arquitectura suizo Herzog & de Meuron, ayudó a diseñar el Estadio Nido de Pájaro, la principal atracción de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Ubicado en el norte de Beijing y reconocible al instante por su entramado de vigas curvas de acero, el estadio también será la sede de la ceremonia inaugural del Juegos olímpicos de invierno en Pekín el 4 de febrero.


En la etapa de diseño, Ai esperaba que la forma de celosía del estadio y la presencia de los Juegos Olímpicos simbolizaran La nueva apertura de China. Estaba decepcionado. Usted ha dicho repetidamente que el estadio y los Juegos Olímpicos de 2008 fueron una falsa sonrisa” que China presentó al mundo.

El Estadio Nido de Pájaro, la principal atracción de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Foto: AP

Ai prevé los Juegos de Invierno Ofrecerán más de lo mismo.


Incluso antes de que su fama le permitiera hacer tal trabajo de diseño, Ai había sido un crítico implacable del Partido Comunista Chino. Fue encarcelado en 2011 en China por delitos no especificados y ahora es un disidente declarado que Vive exiliado en Portugal. También vivió exiliado en Alemania -todavía mantiene un estudio allí- y en Gran Bretaña.

Su arte -que abarca de la escultura a la arquitectura, a través de la fotografía, el video y la palabra escrita- es casi siempre provocativa, y Ai es mordaz con la censura y la ausencia de libertades civiles en su país natal.

El año pasado se publicaron sus memorias, “1000 años de alegrías y tristezas”, detallando cómo su vida y carrera coincidieron con las de su padre, Ai Qing, poeta famoso quien fue enviado al exilio interior en 1957, el año en que nació Ai Weiwei.

Ai Weiwei es uno de los artistas más famosos de China.  Foto: AP

Ai Weiwei es uno de los artistas más famosos de China. Foto: AP

Ai escribe en sus memorias: “El año en que nací, Mao Zedong desató una tormenta política: la Campaña Anti-Derecha, diseñada para purgar a los intelectuales de “derecha” que habían criticado al gobierno. El torbellino que se tragó a mi padre también convirtió a mi vida patas arriba, dejándome una huella que llevo hasta el día de hoy”.

Deberías leer:   Acorralada por Estados Unidos, Rusia afirmó que pagará su deuda externa en rublos

Cita a su padre: “Ahogar las voces del pueblo es la forma más cruel de violencia”.

Ai respondió por correo electrónico a una lista de preguntas enviada por The Associated Press. Usó sus esperanzas frustradas por el Nido de pájaro para mostrar cómo ha cambiado China desde 2008.

“Como arquitecto, mi objetivo era el mismo que el de otros arquitectos, es decir, diseñarlo de la manera más perfecta posible“Ai escribió a Associated Press. “La forma en que se usó después fue en la dirección opuesta a nuestros ideales. Esperábamos que nuestra arquitectura fuera un símbolo de libertad y apertura y que representara optimismo y una fuerza positiva, que era muy diferente de cómo se utilizó en última instancia como herramienta de promoción”.

Los Juegos Olímpicos de 2008 a menudo se consideran una fiesta de “salida del armario” para China. Cuando el COI eligió a Beijing como sede de los Juegos Olímpicos de 2001, dijo que los Juegos Olímpicos podrían ayudar a mejorar la situación de los derechos humanos.

Ai, por otro lado, describió los Juegos Olímpicos de 2008 como un “momento negativo”, a medida que los trabajadores migrantes se vieron obligados a abandonar la ciudad, se cerraron pequeños negocios y se retiró a los vendedores ambulantes de las calles, y las vallas publicitarias con palmeras y escenas de playa ocuparon cuadras enteras de la ciudad. para ocultar los barrios bajos.

“Toda la Olimpiada se desarrolló en una situación de encierro“, Ai le dijo a AP. “Para el público en general no hubo alegría en la participación. En cambio, hubo una estrecha colaboración entre el Comité Olímpico Internacional y el régimen chino, que hicieron un show juntos para obtener capital económico y político”.

Ai Weiwei posa en su escultura "bicicletas eternas" en Lisboa.  Foto: AP

Ai Weiwei posa en su escultura “Eternal Bicycles” en Lisboa. Foto: AP

Ai escribe en su libro que vio la ceremonia de apertura lejos del estadio en una pantalla de televisión y anotó lo siguiente.

Deberías leer:   El rey emérito Juan Carlos vuelve casi dos años después de haber abandonado España

“En este mundo donde todo tiene una dimensión política, ahora se nos dice que no debemos politizar las cosas: esto es simplemente un evento deportivo, separado de la historia, las ideas y los valores, separado incluso de la naturaleza humana”.

El COI y China vuelven a decir que los Juegos Olímpicos están divorciados de la política. China, por supuesto, tiene fines políticos en mente. Para el COI, los Juegos Olímpicos son un negocio deportivo que genera miles de millones en ingresos por patrocinio y televisión.

china envalentonada

En su correo electrónico, Ai describió a China como envalentonada por los Juegos Olímpicos de 2008: “más confiada e intransigente”. Afirmó que los Juegos Olímpicos de 2008 fueron un “negativo” que permitió al gobierno chino refinar mejor su mensaje.

Los Juegos Olímpicos no cambiaron a China de la manera que sugiere el COI, ni promovieron las libertades civiles. En cambio, China usó las Olimpiadas para cambiar su percepción sobre el escenario mundial y para mostrar su creciente poder.

Los Juegos de 2008 fueron seguidos un mes después por la crisis financiera mundial y, en 2012, el ascenso del Secretario General Xi Jinping. Xi fue un político de alto nivel a cargo de los Juegos Olímpicos de 2008, pero los de 2022 le pertenecen íntegramente.

“Desde 2008, el gobierno chino ha reforzado aún más su control y la situación de los derechos humanos se ha deteriorado aún másAi le dijo a la AP.

“Los chinos han visto la hipocresía y la inacción de Occidente en cuestiones de derechos humanos, por lo que se han vuelto aún más audaces, sin escrúpulos y despiadados”.

En 2022, China impondrá restricciones de internet más estrictas ya la vida política, incluidos los derechos humanos, la prensa y los medios de comunicación. al PCCh no le importa si Occidente participa o no en los Juegos porque China confía en que Occidente está lo suficientemente ocupado con sus propios asuntos.

Ai caracterizó los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 y la pandemia como un caso de suerte para el gobierno autoritario de China.. La pandemia limitará el movimiento de los periodistas durante los Juegos y también mostrará la control orwelliano del Estado.

Deberías leer:   PlayStation Days of Play ofrece descuentos en accesorios y juegos

“China, bajo el sistema de capitalismo de estado y especialmente después de COVID, cree firmemente que su control administrativo yes el unico metodo efectivo; esto refuerza su fe en el autoritarismo. Mientras tanto, China piensa que Occidente, con sus ideas de democracia y libertad, difícilmente puede obtener un control efectivo. Por ello, los Juegos Olímpicos de 2022 serán un nuevo testimonio de la eficacia del autoritarismo en China y la frustración de los regímenes democráticos en Occidente”.

Ai criticó repetidamente al COI por considerarlo un facilitador, interesada únicamente en obtener ingresos en el mercado chino. Tanto el COI como China ven los Juegos como una oportunidad para hacer negocios. Ai cree que muchos chinos ven los Juegos Olímpicos como un ejercicio político más, en el que algunos, como los atletas, tratan de sacar provecho.

El logotipo de Pekín 2008.  Foto: AP

El logotipo de Pekín 2008. Foto: AP

“En China solo existe la orientación del Partido, los medios de comunicación controlados por el Estado y la gente que los medios le han lavado el cerebroAi escribió.

“No existe una verdadera sociedad civil. En estas circunstancias, el pueblo chino no está interesado en los Juegos Olímpicos en absoluto, porque no son más que una muestra de la política de Estado. Los atletas entrenados en el país intercambian medallas de oro olímpicas por ganancias financieras para individuos o incluso organizaciones deportivas; Esta forma de hacer las cosas está lejos de las ideas originales de los Juegos Olímpicos”.

Se le preguntó a Ai si planeaba regresar a China. Dijo que lo dudaba.

“A juzgar por la situación actual, es cada vez más improbable que pueda regresar a China”, dijo. “Lo más importante es que la situación en China ha empeorado. El boicot de Occidente es inútil y sin sentido. A China no le importa en absoluto”.

Stephen Wade, Associated Press

Traducción: Elisa Carnelli

ap