Perú impide la salida del buque implicado en el derrame de petróleo

El Gobierno peruano prohibió este jueves la salida del buque tanque de bandera italiana “Mare Dorium”, implicado en el derrame de unos 6.000 barriles de crudo frente a la costa central de Perú, atribuido al oleaje provocado por la erupción volcánica en Tonga.

“Se han dispuesto algunas medidas, por ejemplo, el impedimento para navegar el barco que se ha visto involucrada en este evento, es decir que en este momento hay un impedimento para que este barco pueda moverse”, dijo en conferencia de prensa la jefa de Gabinete, Mirtha Vásquez.


Además, el funcionario indicó que “como medida se solicita una carta de fianza, si este barco quiere zarpar, por 150 millones de soles (unos $ 38 millones)”.

Asimismo, Vásquez confirmó que la Fiscalía Especializada en Medio Ambiente (FEM) de Lima ya abrió una investigación por el presunto delito de contaminación ambiental en contra de los representantes legales y directores de la Refinería La Pampilla, que es administrada por la empresa española Repsol, y quienes quienes resultan responsables de afectar el litoral con el derrame de petróleo.

El derrame ocurrió el sábado en la Refinería La Pampilla, ubicada en Ventanilla, 30 km al norte de Lima, durante el proceso de descarga del “Mare Dorium”.


Deberías leer:   la advertencia del principal epidemiólogo de los Estados Unidos

Según la Marina de Guerra del Perú, el buque se encuentra anclado en la bahía del puerto del Callao, vecino a Lima, hasta que concluyan las investigaciones.

Perú exigió a Repsol que “compensara” los daños causados ​​por el derrame de 6.000 barriles de crudo, atribuidos por la compañía a las olas provocadas por la erupción en Tonga.

“Este Estado no dejará impune un hecho tan grave”, advirtió Vásquez.

Se hacen esfuerzos para minimizar el desastre ambiental en la costa peruana. Foto: Xinhua

El Ministerio del Medio Ambiente confirmó que más de 174 hectáreas (equivalentes a unas 270 canchas de fútbol) resultaron afectadas en la franja costera-playa, y 118 de superficie en el mar.

Debido a las corrientes marinas, el petróleo se ha extendido a las playas de Ventanilla y los distritos cercanos de Ancón, Santa Rosa y Chancay, donde se encontraron aves muertas, lobos marinos y pingüinos.

La Pampilla tiene una capacidad de procesamiento de 117.000 barriles por día, más de la mitad del volumen total de refinación de Perú, según la petrolera española.

Deberías leer:   Guerra Rusia y Ucrania, en vivo: se recrudecen los bombardeos rusos en el Donbas y Zelenski habla de "infierno"

Perú pedirá consejo a la ONU

En otro orden, Mirtha Vásquez también anunció que Perú solicitará a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el envío expertos en desastres ambientales para brindar asesoría ante la tragedia provocada por el derrame.

El funcionario explicó que los expertos también asesoran al Gobierno en la fijar el monto de la compensación que se exigirá a los responsables del desastre ecológico.

“Hemos formalizado un requerimiento a los expertos de Naciones Unidas en desastres ambientales para que se puedan constituir en nuestro país y puedan asesorar al Gobierno respecto a cuáles deben ser las medidas de limpieza, mitigación de daños y recuperación del medio ambiente”, transmitió.

El hecho

El derrame ocurrió el sábado 15 de enero en la Refinería La Pampilla, ubicada en Ventanilla, distrito de la provincia de El Callao, en la capital peruana.

Según la empresa, el accidente se produjo durante el proceso de descarga del buque cisterna “Mare Dorium”, de bandera italiana, presuntamente por la violencia de las olas.

La Refinería La Pampilla reiteró este miércoles en un comunicado que se encuentra “ejecutando los trabajos de remediación del litoral y limpieza de playas tras la situación generada por las altas mareas registradas a causa de la erupción volcánica en Tonga”.

“Se han desplegado barreras de contención que cubren todas las zonas afectadas y brigadas con equipos especializados por mar y tierra”, agregó.

Deberías leer:   El proyecto secreto de automóvil de Apple pierde a otro alto ejecutivo

Por su parte, la directora de Comunicación de Repsol, Tine van den Wall Bake Rodríguez, eximió a la compañía de toda responsabilidad al afirmar que “no provocó el desastre ecológico”.

“Estábamos descargando el día anterior, llamamos a la Armada, pedimos confirmación sobre la alerta en las costas de Perú”, transmitió la vocera en referencia al fuerte oleaje que produjo la costa peruana por la erupción de un volcán en Tonga. , y que según la Armada no generó alerta de tsunami.

La empresa volvió a emitir este jueves un comunicado en el que insistía en que el vertido de petróleo en el mar de Ventanilla se produjo por un “fenómeno marítimo imprevisible”.

Sin embargo, la Armada peruana rechazó la versión de la empresa. Incluso se aseguró que el fuerte oleaje no provocó que el buque Mare Dorium derramara seis mil barriles de petróleo al mar de Ventanilla durante un proceso de descarga en la refinería.

Con información de AFP