¿Podrás conocerte a ti mismo alguna vez? Cualquiera que sea la respuesta, vale la pena intentarlo

Fotografía de Gary Ellis / Alamy

“Conocete a ti mismo.” La primera de las tres máximas que se dice que se inscribieron en la explanada del Templo de Apolo en Delfos suena grandiosa. Lo que realmente significa ha sido un tema de debate durante milenios, y cuando se trata de conocernos a nosotros mismos, la ciencia moderna también ha hecho las cosas deliciosamente más complejas.

Cómo la sustancia física de nuestros cuerpos crea nuestra sensación de ser una entidad consistente, y qué significa tener esa sensación, es un enigma de larga data. Los debates sobre esta relación entre la materia y la mente eran comida y bebida para los filósofos griegos antiguos, pero …