Por primera vez prohíben en Estados Unidos el minado de criptomonedas | Tecnología

Minar criptomonedas no es nada ecológico y, aunque es algo por todos conocido, lo cierto es que muchos lo olvidan, aunque tras la decisión de Nueva York esto puede estar más presente.

No está siendo el mejor año para las criptomonedas. En las últimas semanas hemos visto como varios de los activos más importantes han caído con fuerza provocando el pánico entre los usuarios. Es posible que hayamos llegado al punto de la historia en el que las criptomonedas dejen de existir para siempre.

A la caída del precio de estos activos se acaba de sumar, por primera vez en la historia, la prohibición de la minería dentro de un estado de Estados Unidos. Sí, el país de la libertad acaba de suspender la minería de criptomonedas a favor del medio ambiente. Ha sido el estado de Nueva York el que ha tomado esta decisión.

La decisión que se ha tomado es puramente ecológica, y es que las monedas virtuales con valores económicos desorbitados generan una enorme cantidad de contaminación por las máquinas que tienen que minarlas. También, existe el problema energético que provoca el minado de criptomonedas ya que su consumo es superlativo.

Al final, el ecologismo ha sido lo que ha hecho falta para acabar con la CRIPTOMONEDAS. Por supuesto, Nueva York hace excepciones con respecto a la minería de criptomonedas. Estos activos digitales se pueden minar siempre que su minería se base íntegramente en energías renovables. Esta limitación pone en peligro la existencia de la minería en Nueva York.

La minería de criptomonedas tiene los días contados en Nueva York: no más contaminar

La noticia no ha caído bien en las grandes empresas mineras. De hecho, varias empresas ya han comentado que tomar esta vía supondrá una pérdida de interés por parte de cualquier usuario o empresa que quiera incorporarse a la minera, tanto utilizando energías renovables como no haciéndolo. Vamos, disuadirá incluso a los inversores en criptomonedas ecológicas.

Nueva York ha sido la primera, ahora toca ver si el resto de ciudades de Estados Unidos se suman a esta nueva legislación. La minería tiene un gran impacto sobre el medio ambiente, siendo causa de contaminación en cantidades mayores que la extracción de petróleo y casi al mismo nivel que el gas natural o el carbón; aunque quedan fuera las criptomonedas ecológicas.

Encendida la chispa, ahora solo queda ver cómo arde este volátil negocio y en el que, por desgracia, millones de usuarios siguen confiando a pesar de las constantes noticias que disuaden bastante de invertir en este modelo de negocio. Por ahora, lo único que queda por hacer es esperar.

Con información de Telam, Reuters y AP