Porque el tequila no puede faltar en las Fiestas Patrias

Todo comienza hace miles de años en el México prehispánico con una leyenda; la de una joven y hermosa diosa llamada Mayahuel, quien fue convencida por el dios del viento (Ehécatl) de descender a la tierra para dar alegría al hombre a través del licor de la planta que ella poseía. La diosa aceptó, desafiando las estrictas reglas de Tzitzimitl, su abuela, quien la mantuvo en cautiverio.

Una vez que Tzitzimitl notó la fuga, bajó a la tierra a buscarla en compañía de las hermanas de la diosa. Al darse cuenta Mayuel y Ehécatl de que los perseguían, tomaron la forma de un árbol de dos ramas, sus hermanas y abuela lograron reconocerlo, se dice que lo destrozaron y se lo comieron. Una vez terminado el ataque, Ehécatl recogió los huesos de la diosa, los plantó y los regó con sus propias lágrimas.

Así fue como nació maguey o agave una de las plantas más abundantes en México y una de las más valoradas por los antiguos pueblos mesoamericanos, ya que de ella adquirían espigas para hacer agujas, fibra de ixtle para hacer ropa, aguamiel, pulque, entre otras cosas. Esta planta, tesoro de los mexicanos, recibió el nombre de la «árbol de las maravillas” por la gran cantidad de usos que tenía.

En cuanto a la elaboración del licor de agave, existen vestigios en la zona arqueológica de Tlaxcala, Xochitécatl-Cacaxtla, que demuestran que el proceso de destilación ya se realizaba en México 2500 años antes de la llegada de los españoles, pero se trataba de un bebida especial que solo fue consumido por el nobleza en celebraciones especiales.

Se estima que la producción comercial de este licor se inició a mediados del siglo XVIII, con la fermentación y destilación del jugo de los agaves azules de la región de Tekilán, que en náhuatl significa “lugar de los trabajadores” ubicado en Guadalajara, de ahí el nombre de «Tequila».

Tequila Mi Campo hace honor a este antiguo legado practicando métodos ancestrales de producción, el trato respetuoso de esta planta al momento de extraer el jugo para no dañar sus fibras y que se pueda aprovechar al máximo, finalmente, su etiqueta es un homenaje a la tierra mexicana en donde la diosa Mayahuel es la protagonista.

En estas fiestas patrias conéctate con la historia de México a través del gran sabor del tequila Mi Campo que puedes disfrutar solo o en cóctelpuedes comprarlo online de forma segura en la siguiente página: https://sietecincocero.com/tienda/

Continuar leyendo: Porque el tequila no puede faltar en las Fiestas Patrias