Putin: escalada de la guerra en Ucrania para perpetuarse en el poder | Europa |

Putin no puede retroceder. Si pierde su guerra de agresión contra Ucrania, también perderá su poder y quizás mucho más. Lo mismo les ocurriría a los políticos del gobierno y de la Duma que ligaron su destino, para bien o para mal, al jefe del Kremlin.

Todo el mundo está en pánico y, en vista de los éxitos de los ucranianos en la reconquista de su país, Rusia está en peligro de ser derrotada militarmente. Un fracaso que nadie esperaba en Moscú. Por eso Putin ordenó ahora una movilización parcial y el envío de 300.000 reservistas al frente para frenar el avance ucraniano; un avance que refleja el estado desolado del ejército ruso.

¿Debilitado y aislado?

Hace solo unos días, al margen de una reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) en Uzbekistán, Putin, tratando de parecer tranquilo, dijo que Rusia no tenía prisa con Ucrania. En verdad, el mundo vio a un Putin debilitado y aislado. Las cámaras de televisión mostraron a un hombre mayor que fue hecho esperar por los otros jefes de gobierno. Putin, sentado en el sofá como una persona educada, escuchando lo que Turquía, India y China tenían que decir. Estos países insinuaron públicamente su rechazo a la guerra de Putin y su apoyo a la integridad territorial de Ucrania. Y con razón, porque la guerra está asfixiando la economía mundial y, en consecuencia, el poder de los políticos, de los que Putin esperaba apoyo en su guerra contra Ucrania.

Cambio de rumbo en el Kremlin

Desde el punto de vista del Kremlin, la situación no podía continuar así. De vuelta en Moscú, Putin tenía prisa por cambiar de rumbo. Después de todo, la movilización parcial significa admitir la debilidad militar en el este de Ucrania. Con el anuncio de que en unos días se realizará un pseudo-referéndum en las áreas conquistadas sobre su adhesión a la Federación Rusa, se hace más que evidente que los ucranianos no quieren pertenecer a Rusia. Y es que nadie se va a tomar en serio un pseudo-referéndum frente a cañonazos y ruinas.

Putin quiere asegurar los bienes saqueados. Los territorios conquistados pasarían a formar parte de la Federación Rusa, y entonces Putin podría utilizar todos los medios militares para defender la patria. La «operación especial» con caducidad del tiempo y el espacio, que poco tenía que ver con la vida cotidiana de la mayoría de los rusos, se ha transformado retóricamente en una defensa del «suelo ruso» con todos los medios a su alcance, incluido el armamento nuclear. .

Miodrag Soric de .

Fin de la «operación especial»

No es necesario ser un gran profeta para predecir el final inminente de la frase «operación especial». La propia propaganda del Kremlin se encargará de enterrarla. Y en su lugar seguirán prevaleciendo las bizarras y confusas mentiras, invenciones y amenazas con las que la televisión estatal intenta adoctrinar a los rusos. De hecho, ya se dice que Rusia no está en guerra con Ucrania, sino que se defiende en Ucrania contra Estados Unidos e Inglaterra. El que quiera creerlo, que lo crea.

Los líderes mundiales, reunidos en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, tomarán en serio que Putin está jugando con fuego nuevamente, pero su política hacia Moscú difícilmente cambiará. Kyiv seguirá recibiendo armas y su Ejército seguirá luchando.

¿Y los 300.000 reservistas rusos? Nunca han estado en una guerra y no tienen el equipo militar adecuado. Son padres de familia, hombres, que en contra de su voluntad, serán desarraigados de su vida cotidiana. En Ucrania, se supone que deben defender a Rusia, junto con criminales y mercenarios chechenos. Esto no dará buenos resultados. Verá con sus propios ojos que los ucranianos no quieren pertenecer a Rusia. Decenas de miles de hombres morirán para que Putin y su séquito permanezcan en el poder y no tengan que justificar sus crímenes contra su propio pueblo. Esta es la verdadera tragedia de la última decisión equivocada del jefe del Kremlin.

(rmr/ers)

Read More: Putin: escalada de la guerra en Ucrania para perpetuarse en el poder | Europa |