¿Qué entendemos por buen fútbol?

Los mejores juegos logran ser tanto de visualización compulsiva como técnicamente excelentes, pero los que superan esa barra son raros. Y eso presenta a los fanáticos una opción.