R. Kelly pasará 30 años en la cárcel por abuso sexual de menores y crimen organizado

Escrito en ENTRETENIMIENTO la

Robert Sylvester Kelly, más conocido como R.Kelly, Fue declarado culpable de varios cargos de posesión de pornografía infantil y abuso sexual de menoresdespués de que fuera sentenciado en junio a 30 años de prisión por crimen organizado, abuso y tráfico sexual, por lo que está en prisión en Nueva York.

Estrella de R&B de la década de 1990 y que ahora tiene 55 años, fue declarado culpable de 6 de los 13 cargos en su contra, 3 de ellos relacionados con pornografía infantil y otros 3 vinculados a persuadir a menores para tener relaciones sexuales con ellos.

R.Kelly está bajo vigilancia suicida en una prisión en Nueva York para su propio beneficio, luego de que fuera declarado culpable en un juicio que duró seis semanas y en el que decenas de personas testificaron en su contra.

Un depredador sexual en la industria de la música

Durante todo el proceso de Nueva York, la Fiscalía llamó al estrado «a 45 testigos y presentó cientos de pruebasincluyendo evidencia escrita, grabada en video y grabada en audio del abuso al que el acusado, con la ayuda de sus empleados y asociados, sometió a sus víctimas».

La fiscalía había pedido al juez una pena de más de 25 años, y una multa de entre 50.000 y 250.000 dólares (que finalmente se fijó en 100.000 dólares) «ante la gravedad de los delitos, la necesidad de que se cumpla tiene un efecto disuasorio y la necesidad de proteger al público de nuevos delitos por parte del acusado.

Complicidad tras bambalinas

Una decena de testigos aseguró durante haber sido sometido a abuso por R. Kellymientras que otros detallaron un patrón continuo de abuso.

Las mujeres describieron a una celebridad carismática en el escenario que con frecuencia eligió a jóvenes víctimas que asistían a sus conciertos, quien a veces abusado sexualmente tras bambalinas minutos después del evento.

Los testimonios también revelaron abusos prolongados por parte de Kelly contra sus parejas, a quienes golpeaba y obligaba a llamarlo «papi» (papi).

Asimismo, controlaba cómo vestían, cuándo podían usar el baño o comer, cómo debían relacionarse con otros hombres o si podían salir de las habitaciones de las residencias u hoteles en los que las retenía.

Además, descubrieron que R. Kelly utilizó toda una red de empleados para ayudarlo en sus esfuerzos por atacar a las jóvenes, aislarlas e intimidarlas.

Continuar leyendo: R. Kelly pasará 30 años en la cárcel por abuso sexual de menores y crimen organizado