Registro de niños migrantes no acompañados en la frontera con México – Latino News

La cifra de marzo fue casi el doble que la de febrero y cinco veces la de marzo de 2020.

En marzo, el gobierno de Estados Unidos detuvo a casi 19.000 niños migrantes que viajaban solos, informaron hoy las autoridades, el número mensual más alto jamás registrado y un desafío al presidente Joe Biden y su decisión de revertir las políticas de inmigración ultrarestrictivas de su predecesor Donald Trump.

El aumento, que también se extiende a los migrantes adultos, se atribuye a varios factores relativos a Estados Unidos, así como a México y los países centroamericanos de donde proceden los inmigrantes irregulares, que recorren todo el territorio mexicano en un peligroso intento de llegar a suelo norteamericano.

Entre los factores propiamente americanosdestaca la decisión de Biden de eximir a los niños no acompañados de las medidas adoptadas Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, en virtud de la cual todos aquellos que llegan al país de manera irregular por la frontera sur son expulsados ​​de inmediato, sin darles la oportunidad de solicitar asilo.

Chicos, al contrario, se dan a “tutores” en los Estados Unidos, generalmente padres o parientes cercanos, mientras sus solicitudes de asilo se estudian en los atestados juzgados dedicados a temas migratorios.

Incluyendo niños y adultos, la Patrulla Fronteriza detuvo a 168,195 migrantes en la frontera con México en marzo, el número más alto desde marzo de 2001.

Incluyendo niños y adultos, la Patrulla Fronteriza detuvo a 168,195 migrantes en la frontera con México en marzo, el número más alto desde marzo de 2001.

La Patrulla Fronteriza “encontró” 18,663 niños no acompañados en la frontera con México el mes pasado. muy por encima de los registros anteriores de 11,475 en mayo de 2019 y 10,620 en junio de 2014, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP).

La agencia de control fronterizo comenzó a publicar estas cifras en 2009. Antes de ese año, la gran mayoría de los migrantes que cruzaban la frontera sur eran adultos.

La cifra de marzo fue casi el doble que la de febrero y cinco veces la de marzo de 2020.

El enorme aumento en el número de niños que viajan solos, algunos de ellos tan jóvenes como 3 años, provocó una gran sobrecarga en los centros de recepción de migrantes ubicados en el sur de Estados Unidos, donde en ocasiones pasan más tiempo del máximo de tres días que deberían estar allí.

CBP también dijo que, en total, sumando niños y adultos, la Patrulla Fronteriza detuvo a 168,195 migrantes en la frontera con México en marzo, el número más alto desde marzo de 2001, cuando se registraron 170.580 arrestos, informó CNN.

Sin embargo, las cifras no son del todo comparables, pues más de la mitad de los presos el mes pasado fueron expulsados ​​bajo normas adoptadas por Trump con motivo del coronavirus y que Biden dejó en pie.

“Esto no es algo nuevo”, dijo Troy Miller, comisionado interino de CBP.

López Obrador insistió en que la migración irregular solo terminará cuando se aborden las causas que la promueven.

López Obrador insistió en que la migración irregular solo terminará cuando se aborden las causas que la promueven.

El gobierno de Biden enfrenta una creciente presión para manejar la situación en la frontera y albergar a los menores no acompañados.

El dia de ayer, Vicepresidente Kamala Harris -responsable de trabajar con México, Guatemala, El Salvador y Honduras para abordar las causas profundas de la afluencia de migrantes a Estados Unidos- Hablé con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario mexicano dijo que “hay voluntad” por parte de su país agregar testamentos en la lucha contra la trata de personas y en la protección de los derechos humanos.

Aunque, López Obrador insistió en que la migración irregular solo terminará cuando se aborden las causas que la promueven.

La mayoría de los migrantes detenidos el mes pasado eran mexicanos, casi todos adultos mayores. En número, los migrantes vinieron de Honduras y luego de Guatemala, y más de la mitad de las personas de estos dos países eran de familias enteras o niños no acompañados, según la CBP.