Rehabilitación médica con realidad virtual: un futuro prometedor

La realidad virtual (VR) es una tecnología Tendencia total, hoy muy accesible y que está experimentando un gran auge en el sector de salud. Esta experiencia tecnológica permite una inmersión total en espacios virtuales con los que puedes interactuar a través de un dispositivo específico.

Gracias a estos beneficios siendo adoptado en muchas áreas de la atención médica, incluido el diagnóstico y el tratamiento, como la cirugía o la rehabilitación posterior. Este último aspecto es precisamente donde se centra este artículo.

Los usuarios se sienten inmersos en este entorno generado por la tecnología mientras reaccionan a los movimientos del usuario. Por lo tanto, La realidad virtual se utiliza para dar forma realista a un mundo virtual. En el caso de la rehabilitación, puede asistir en el movimiento de un paciente y ayudarlo a hacer ejercicio de una manera que no se puede lograr en la fisioterapia.

Por ejemplo, alguien con daño nervioso puede practicar acciones cotidianas en un entorno digital seguro, como servir una taza de café o cortar un bistec. Solo para dar un ejemplo, SenseGlove, una startup holandesa, ya ha creado un guante que admite programas de recuperación virtual a través de simulaciones de realidad virtual y entrenamiento háptico.

Además, como explican algunos expertos, de esta forma e interactuando en un entorno virtual, los pacientes parecen no ser demasiado conscientes del dolor físico, lo que les permite conseguir su objetivo de forma más eficiente.

Más allá de ChatGPT: 15 herramientas útiles de inteligencia artificial

A esto hay que añadir que el proceso de rehabilitación convencional es de naturaleza repetitiva, lo que afecta negativamente la motivación del paciente para superar los desafíos.

Con todo esto, la realidad virtual se ha convertido en una importante herramienta terapéutica, frente a la forma convencional de rehabilitación. Estos son los grandes beneficios de la realidad virtual en el proceso de rehabilitación:

accidentes cerebrovasculares

En este caso y cómo la RV es capaz de simular actividades de la vida real ayuda a los pacientes a mejorar sus habilidades psicomotoras.

Este entorno virtual, generado por unas gafas o un casco, permite construir una realidad paralela que va cambiando, lo que motiva al usuario a ser constante y efectivo con los ejercicios.

Imagen vertical1677256947401

el manejo del dolor

Por otro lado, la reducción del dolor es otro campo en el que la realidad virtual está generando cambios importantes, tanto que puede acabar con la dependencia de los pacientes a los analgésicos en un futuro próximo.

Es bastante llamativo que la RV pueda mitigar el dolor de los pacientes al realizar los ejercicios, pero Está comprobado que su proceso de recuperación es más rápido y menos doloroso.

Realidad virtual

rehabilitación del cáncer

Este es un tema bastante delicado, pero la realidad es que la realidad virtual también mejora la condición de los pacientes con cáncer. Esta tecnología, en disminuir el dolor y mejorar salud La salud mental afecta en gran medida el bienestar general de estos pacientes. Aquí la realidad virtual actúa como terapia de distracción.

Por supuesto, la quimioterapia es la clave para poder sobrellevar el cáncer, pero cualquiera que haya pasado por este proceso o lo haya vivido con un familiar conoce los síntomas y las largas horas de espera: angustia, cansancio, trastornos del sueño, depresión, lo que aumenta la dificultad del paciente para cumplir con el tratamiento al afectar su calidad de vida.

¿Crees que ChatGPT es demasiado ligero?  OpenAI quiere darle más personalidad y polémica

Entonces, esta distracción inmersiva, por así decirlo, como la rehabilitación de realidad virtual, es efectiva cuando los pacientes pueden concentrarse en los estímulos agradables en lugar de en los síntomas.

Algunos sistemas de realidad virtual todavía se preocupan

La realidad virtual se ha mostrado como un potencial aliado a la hora de la rehabilitación, pero como todo en la vida también hay aspectos negativos que aún se están valorando. Por ejemplo, algunos sistemas aún plantean dudas sobre si son realmente efectivos con sectores como el de las personas mayores.

En concreto, durante algunas pruebas realizadas con sistemas inmersivos, han llegado a experimentar dolores de cabeza y mareos. Por otro lado, poco se sabe sobre el efecto de la realidad virtual si se lleva a cabo durante una actividad complejacomo caminar en una cinta de correr con VR durante la rehabilitación después de un derrame cerebral, por ejemplo.

Saber esto es de gran ayuda con respecto a actividades menos complejas, pero aún se necesita mucha investigación para demostrar futuro si la realidad virtual es eficiente en todos los entornos y sectores.

Con información de Telam, Reuters y AP