Roberto ‘Cyborg’ Abreu promete cambios en el jiu-jitsu brasileño

En una entrevista con The New York Times, Chaouat dijo que estaba dormida en el Hotel Marrua cuando se despertó y se encontró con otro luchador encima de ella. Según el informe policial, leído en The Times, Paulo Félix Figueiró, entonces de 37 años, fue arrestado y acusado de intento de violación. Las imágenes de seguridad del hotel mostraron a Figueiró entrando en la habitación de Chaouat, pero él negó haberla agredido, dijo la policía. Cuando fue contactado por The Times, Figueiró dijo que no sabía nada sobre Fight Sports.

Según Chaouat, Abreu le dijo que como su agresor no la había penetrado “no era gran cosa”.

Abreu y el entrenador de Chaouat en ese momento, que operaba la franquicia Fight Sports en Casablanca, la presionó para que retirara los cargos, dijo Chaouat, y sintiéndose aislada en Brasil y temiendo por su seguridad, ella cumplió. Chaouat llamó a Abreu “el mayor cobarde”, uno que protege a los combatientes acusados ​​que “atacan sin miedo”.

Deberías leer:   previa y alineaciones, en directo

Un ex integrante del equipo Fight Sports que participó en el campamento confirmó en una entrevista que Chaouat le contó el incidente y la reacción de Abreu en ese momento. El testigo pidió no ser identificado en este artículo. Después de que se publicara una declaración que le hizo a Jassim en agosto, dijo el testigo, el padre de Abreu y dos luchadores cinturón negro de jiu-jitsu visitaron la casa de su madre en Brasil en un aparente intento de silenciarlo, advirtiéndole que debía “mantenerse al margen. “

Abreu dijo que “no hizo tales declaraciones” a Chaouat desestimando el ataque y no la presionó para que retirara los cargos contra Figueiró. En cambio, dijo Abreu, ordenó a Figueiró que abandonara el campamento. “Respeto a todas las mujeres y no perdono la conducta sexual inapropiada, y es por eso que la persona involucrada en su incidente fue expulsada del equipo”, dijo Abreu.

El padre de Abreu, también llamado Roberto, visitó la casa de la madre del testigo, dijo Abreu, para decirle al testigo que dejara de difundir “información falsa sobre Fight Sports y sobre mí”.

Deberías leer:   no consigue un entrenador para su club español

En palabras de Abreu, los valores del jiu-jitsu, tal como los enseñó, transforman vidas “al ayudar a mis alumnos a desarrollar la confianza en sí mismos a través de la disciplina, el respeto, el trabajo en equipo y la integridad”. Pero también es un deporte cuyos instructores cinturón negro son tratados regularmente como maestro y profesor y, según Jassim, son vistos “casi como semidioses”. El entrenamiento a corta distancia de Jiu-jitsu también borra el límite físico entre el instructor y el estudiante.