Ropa de segunda mano: cómo saber si tu prenda es sostenible

Teniendo esto en cuenta, debes fijarte en estas características para saber si tu pieza es sostenible.

Toda la ropa de segunda mano es sostenible

La moda lenta tiene pocos puntos de venta; incluso centrado en el comercio local

SunStock

Tanto si la compras en un market, bazar o tienda de ropa sostenible, tenemos que decirte que tu pieza ya es sostenible simplemente porque se le está aplicando una regla sostenible: es una prenda reutilizada. Dar uno segunda vida a las prendas Ya es una acción sostenible, así que tenlo en cuenta antes de comprar cualquier prenda de segunda mano.

Comprueba su origen

Hay organizaciones no gubernamentales como ONGimpacto o Revolución de la Moda México que se preocupan por definir y generar conciencia sobre las buenas prácticas en el sector textil y de la moda. Por eso, su iniciativa #ElOrigenSiCuenta es popular en las redes sociales y, además, podrás aplicar todos los conocimientos a la práctica cuando consumas. ropa de segunda mano.
Conocer la historia de tu prenda le dará un toque más personal a tu prenda y te permitirá lucirla con mayor orgullo y satisfacción. Cuando comprar ropa de segunda mano pregúntales su historia, tal vez algo de ella te parezca fascinante.

Revisa que no tenga defectos o esté sucio

Desgraciadamente esto influye mucho dependiendo del estado de conservación de la prenda Por ejemplo, si adquiere una pieza que está rota o tiene signos bastante claros de suciedad, entonces debe tomar medidas y repararla o limpiarla, o desecharla adecuadamente según sea necesario. Por eso, fíjate bien en lo que consumes y compras, y si descubres alguna imperfección, intenta repararla para aumentar la vida de tu prenda.

Ahora que conoces algunas de las recomendaciones más importantes para saber si tu ropa de segunda mano es ayudar al medio ambiente, por eso te invitamos a que te arriesgues y te des la oportunidad de darle una segunda vida a tu ropa, verás que será muy satisfactoria.

Continuar leyendo: Ropa de segunda mano: cómo saber si tu prenda es sostenible