Rosatom, el gigante nuclear ruso al que no rozan las sanciones

Rosatom, el gigante nuclear ruso al que no rozan las sanciones

rosario es una de las compañías de tecnología y combustible nuclear más grandes del mundo. Y a pesar de ser una empresa pública rusa, está fuera del radar de las sanciones europeas e incluso se permite exportar a Europa en avión, en principio en contradicción con las sanciones aprobadas hasta ahora por la Unión Europea.

Rosatom (Corporación Estatal de Energía Atómica de Rusia) parece intocable tras seis paquetes de sanciones y nadie aspira a incluirlo en un posible séptimo paquete.

tiene una explicacion puramente economico: según Euratom, la agencia europea de vigilancia nuclear, los 18 reactores nucleares europeos (de 103) que utilizan únicamente combustible nuclear ruso generar el 10% de toda la capacidad eléctrica de la Unión Europea. En algunos países, como Bulgaria, la República Checa, Eslovaquia o Hungría, esa dependencia es absoluta.

Deberías leer:   la obra que condenó a muerte a Salman Rushdie

Las excepciones para no tocar un pelo a Rosatom se vieron desde marzo cuando dos grandes aviones de carga rusos aterrizaron en Chequia y Eslovaquia. En el interior llevaban combustible nuclear fabricado por TVEL, filial de Rosatom. Los reactores checos y eslovacos son de fabricación soviética y necesitan un tipo de combustible nuclear que solo produce Rusia.

Eslovaquia, su gobierno justificó esos días, tiene cuatro reactores nucleares VVER-440 de fabricación soviética que producen más de la mitad de la electricidad del país.

La buena voluntad de Rusia

Los suministros recibidos en marzo les permiten funcionar hasta fin de año. Más adelante se necesitarán más, así que depende de la buena voluntad de Rusia. Moscú tampoco ha dado muestras hasta ahora de querer utilizar el combustible nuclear como arma política.

Además de los cuatro reactores nucleares eslovacos, otros 10 del modelo VVER-440, distribuidos en Hungría, República Checa y Finlandia, no tienen otra alternativa para operar que recibir combustible nuclear de Rosatom.

Mientras el combustible nuclear no se toque, La Unión Europea ya prohibió la importación de carbón ruso (en vigor a partir de este próximo agosto), petróleo (a finales de año, salvo excepciones para Hungría y Eslovaquia) y gas natural (reducción de dos tercios a finales de este año).

Sanciones estadounidenses no afectan a rosatom por ahora. Según la propia empresa, 32 países consumir su combustible nuclear.

Deberías leer:   el presidente de Nicaragua cuestionó fuertemente a Argentina

Rosatom asegura que hay 439 reactores nucleares en funcionamiento en el mundo, 38 de los cuales están en Rusia y otros 42, en otros países, fueron construidos con tecnología soviética o rusa. Eso hace 80 reactores, a los que se sumarán otros 15 en los próximos años. Rusia tiene la 46% de toda la capacidad mundial de enriquecimiento de uranio.

Los gigantes industriales europeos están saliendo de Rusia y abandonando sus inversiones en la economía rusa desde el ataque a Ucrania. Pero esas decisiones no suelen incluir proyectos nucleares. La alemana Siemens reconoció que su salida no afectará sus proyectos conjuntos con Rosatom. También serán mantenidos por la empresa francesa Framatome.

Bruselas, especialmente para Clarín

ap