Rumanía prohíbe las exportaciones de cereales y las ventas de las empresas de energía.


El gobierno rumano ha decidido prohibir las exportaciones de trigo, maíz, arroz, girasol y otros granos, pero también el aceite vegetal, el azúcar y varios productos de panadería mientras el estado de emergencia Covid-19 esté vigente.

Rumanía es uno de los mayores exportadores de cereales en la UE y vende a los estados europeos y a otros mercados, como los países de Oriente Medio. En 2018, Rumania exportó 12 millones de toneladas de cereales.

La prohibición se aplica a todas las exportaciones, pero las adquisiciones dentro de la UE están permitidas a condición de que el país de destino demuestre que los productos son para consumo interno o de la UE y no se redirigen a terceros países. En una señal de que el gobierno está decidido a prohibir las exportaciones, también anunció que las autoridades ya no emitirán certificados fitosanitarios que se utilizan para las exportaciones.

Sin embargo, la venta de participaciones mayoritarias en empresas incluidas en el Sistema Nacional de Energía está prohibida durante el período de estado de emergencia. Ambas decisiones se incluyeron en una ordenanza militar anunciada el jueves por la noche y se aplicarán después de la publicación en el Diario Oficial.

Todavía no está claro por qué el gobierno decidió prohibir las ventas de empresas de energía. En el pasado, China se asoció con compañías estatales rumanas para construir nuevas unidades de producción de energía en las centrales eléctricas existentes. Sin embargo, nada ha avanzado hasta ahora.

A fines de marzo, la Comisión Europea emitió directrices que instaban a los estados miembros a hacer un uso completo de los mecanismos de evaluación de la inversión extranjera para proteger la infraestructura crítica de Europa en tiempos de inestabilidad económica y fragilidad.

El grupo energético checo ČEZ, que posee una serie de activos en Rumania, anunció recientemente planes para centrarse más en el mercado interno y vender activos extranjeros. La compañía dijo que muchos inversores expresaron su interés, incluido el rumano, pero por ahora, ninguna venta puede avanzar.

(Bogdan Neagu | EURACTIV.ro)