Sebastiani, el candidato italoargentino de la centroizquierda llama a votar

Obstetra, Mario Sebastiani es el candidato del Partido Demócrata al Senado italiano.

El próximo domingo 25 de septiembre hay elecciones generales en Italia, y la diáspora está agitada porque los italianos en el exterior esta vez deciden un escaño para el Senado y dos para diputados.

Mario Sebastiani es un médico obstetra ítalo-argentino, candidato del Partido Demócrata, una fuerza de centroizquierda que busca fortalecerse ante la casi segura victoria nacional de la alianza derechista que lidera la posfascista Giorgia Meloni como futuro primer ministro.

En Argentina hay 800.000 ciudadanos con derecho a voto y han comenzado a votar. Esa cantidad representa poco más de la mitad de toda la circunscripción sudamericana.

«Es una campaña muy dura», dice Sebastiani. Clarín y compara este esfuerzo con las batallas que libró en el pasado por el aborto e incluso la eutanasia.

“Me llama la atención el dinero que se está gastando en otras campañas -dice-, me pregunto por qué tanto dinero… El sueldo de un parlamentario está bien, es interesante, pero aquí hay mucho dinero que se va Más allá de eso «.

No los identifica, pero remarca que “algunas personas que ya eran legisladores vuelven a aparecer, pero si uno revisa las redes sociales hay muchas críticas porque no lograron absolutamente nada”.

En cuanto a los problemas que enfrentan los italianos en el extranjero, sostiene que es apropiado establecer objetivos medidos. “Los pasaportes no se pueden prometer a todos. Nuestra propuesta es que haya más personal consular y que el personal también reciba mejores ingresos. El personal consular gana muy poco”.

“El primer problema que piden los ciudadanos italianos es que arreglemos el tema de los servicios consulares. Ahora, ¿cómo lo haríamos? Contrabajo. Los problemas que tiene el Cono Sur o Sudamérica no te permiten no trabajar”, ​​remarca.

“También tenemos el proyecto de abrir una consultoría en la ciudad de Neuquén para que los patagónicos italianos no tengan que viajar a Bahía Blanca, que es una distancia tremenda que también implica gastos de viaje y alojamiento”, dice.

“Proponemos que haya más escuelas mixtas que den una titulación similar a la que se puede obtener en Italia, por ejemplo la Cristoforo Colombia de la que soy vicepresidente”, dice.

Sobre el futuro de las elecciones en Italia y su resultado pronosticado por las encuestas, afirma que es posible esperar lo peor.

“Una democracia devaluada, un populismo para aprovecharse de los pobres y empobrecerlos más, una democracia no inclusiva. Irían contra el aborto, irían contra una conquista”, dice sobre la alianza de derecha.

“Se alejarán de la casa más grande, la casa más grande que es la Unión Europea, las personas que tienen simpatías por Vladimir Putin, por Recep Erdogan, por Viktor Orban. Dijeron que no le van a dar más armas a Ucrania y lo justifican en que tenemos una recesión”, amplía.

Sebastiani remarca que “hay que hacer un llamado a la gente para que vote, una ciudadanía italiana no es un pasaporte para entrar a Miami, la ciudadanía es un bien que te da un país. El ciudadano italiano en el mundo tiene obligaciones con la italianidad, con la cultura”.