Publicidad
Home Argentina Shopping en la avenida Entre Ríos ahora tiene banda sonora Piazzolla y...

Shopping en la avenida Entre Ríos ahora tiene banda sonora Piazzolla y músicos callejeros

Publicidad

No se discute. El tango suaviza hasta las emociones más difíciles. ¿Y cuando suena Libertango? ¿Y si tocan el saxofón y el oboe justo en frente de la casa donde vivió Astor Piazzolla, 100 años después de su nacimiento? No se discute. Todos Avenida Entre Ríos comienza a tener eso es lo que sé.

.Con una correa para la barbilla, aparece el síntoma: escalofríos. Y seguir comprando en una arteria comercial de la Ciudad de Buenos Aires que ahora cuenta con la “banda sonora” de Piazzolla y todas las presentaciones en vivo de músicos callejeros.

Publicidad

Son artistas que, debido a la pandemia, tuvieron que dejar el metro o perdieron sus lugares en restaurantes cerrados en otros barrios y escucharon el llamado de una mítica avenida porteña. Allí, comerciantes y vecinos los apoyan para agregar cultura a un circuito que busca consolidarse como un centro comercial al aire libre.

ES el paseo musical, Sábados, de 11 a 14. La Avenida Entre Ríos guarda más historias de la identidad porteña, como sus pequeños cafés. Pero suelta música. Frente a los lugareños.

Los comerciantes buscan consolidar la Avenida Entre Ríos como un centro comercial al aire libre, con la ventaja de poder comprar y escuchar buena música. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

“Es un proyecto que la avenida está un centro comercial al aire libre. Un proyecto transformador en la zona. Desde campañas de atención al cliente, hasta servir de la mejor forma posible. Y esta es una forma. Llevamos 10 años trabajando en un área que es muy cultural, pero no había conexión entre la música y el comercio ”, dice. Clarín Andrea Carricaburu, presidenta de la Asociación de Comerciantes y Vecinos de la Avenida Entre Ríos.

Piazzolla vivía en el edificio de fachada de mármol ubicado en la calle Entre Ríos 505. Justo frente a la Avenida 510 está Join Us, la escuela de idiomas de Andrea, que suele mover los pupitres de una de las aulas para que se convierta en la base de los músicos.

Hay entre 10 y 12 bandas o solistas por día. “Cada vez hay más”, dice Andrea. Sorprendentemente, los deflectores y las tapas también pueden aparecer entre semana. Pero todos deberían recibir un etapa -que en este caso es una manzana- en Paseo, de Hipólito Yrigoyen a San Juan.

Hay entre 10 y 12 bandas que tocan todos los sábados en la Avenida Entre Ríos, mientras la gente hace sus compras.  Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Hay entre 10 y 12 bandas que tocan todos los sábados en la Avenida Entre Ríos, mientras la gente hace sus compras. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

“Soy artista callejero desde hace 5 años. Siempre en metro. Pero desde que se acabó la pandemia, hemos salido a las calles. Afortunadamente, lo hicimos mejor. Pero necesitamos que mas espacios estan habilitados para poder tocar. Que no nos lleve la policía “, dice Martín Barone al Clarín. Toca la guitarra y esta vez pasa del tango al swing.

No es el único artista que señaló el mismo problema para este diario. Y que los músicos son de diferentes cooperativas o asociaciones – uno es Ambulant Culture Workers – o simplemente son recomendados por colegas.

Uno de los impulsores del Paseo de la Música es Alan Bonafine (32). Fue él quien tocó el saxo en el primer párrafo y suavizó toda la nota. “Que el arte de Piazzolla ilumine toda la avenida”gritó antes de llevar sus labios a la boquilla. “Ponemos la llama”, dice, y coloca el billete de 20 dólares que hace las veces de amuleto en la tapa. “Si ponemos $ 100, no paga mucho”, garantiza.

Alan Bonafine y Javier Lewin juegan Libertango en la puerta del edificio donde vivía Piazzolla, en la Avenida Entre Ríos 505. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Alan Bonafine y Javier Lewin juegan Libertango en la puerta del edificio donde vivía Piazzolla, en la Avenida Entre Ríos 505. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Tras su interpretación de Piazzolla, Alan se incorporó a “La Banda del Pelado”, que gracias al rock logró esto, con distancia social, la mitad de la avenida se ralentiza.

Fueron las mujeres las que se animaron a bailar, mientras que los hombres grababan y publicaban los videos en Facebook. Algunos “aparcaron” el carrito de la compra y empezaron con un tímido movimiento de cadera. Posteriormente, acabaron despeinados con la segunda edición. Era un sub 50 “Dancing”, calle y con protocolo.

Cada solista o doble jugar una hora en su cuadra asignada y al frente, para que el espectáculo sea equitativo en todas partes. A Javier Lewin -quien jugó Libertango con el oboe- este sábado se le asignó el bloque “al 300”. Toqué Jazz en Boedo. “Estoy en varios barrios, pero definitivamente volveré a esta avenida”, dice. Clarín.

“Nosotros queremos mejorar el área y los espacios a los que nos dirigimos nuestros clientes y nosotros. Porque el 70% de los comerciantes aquí viven en la zona. Somos comerciantes y, al mismo tiempo, clientes. Llevar el ocio y la cultura a un barrio de gran riqueza cultural es reevaluar el circuito comercial ”, añade Andrea.

Andrea Carricaburu dice que la mayoría de los comerciantes de la avenida Entre Ríos viven en la región.  Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Andrea Carricaburu dice que la mayoría de los comerciantes de la avenida Entre Ríos viven en la región. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

En una pandemia, la avenida Entre Ríos -que no tiene especialidad, pero es fuerte en ropa y comida- sobrevivió a las restricciones y no muestra los alquileres disponibles hoy. Sí, hubo una conversión de las instalaciones.

De hecho, hace unos meses Andrea tomó la decisión de convertir una mercería de un vecino que estaba a punto de cerrar, que ahora también es una confitería. Se llama STRASS y puedes conseguir una lana y un muffin al mismo tiempo. También puedes sentarte afuera, en una linda mesita, para escuchar la nueva “banda sonora” en la avenida.

NS

Noticia de Argentina

Publicidad