su viaje en globo desde Cuba a lo incierto

su viaje en globo desde Cuba a lo incierto

El sastre y el cajero Matías Péreznacido en Portugal pero radicado en Cuba, desapareció el 29 de junio de 1856, ante el asombro de los habaneros, cuando realizaba su segundo viaje en globo.

Matías Pérez, quien había sido marinero, al llegar a Cuba inauguró el exitoso taller “El Rey de los Toldos” de toldos y marquesinas en la calle Neptuno de Centro Habana.

El portugués, amante de los estudios aeronáuticos del siglo XIX, durante la visita a la capital cubana del célebre piloto y constructor de globos francés Eugène Godard, compró un globo a Godard por 1.200 duros.

Matías Pérez nombró al globo “La villa de París” y realizó su primer vuelo el 12 de junio de 1856.

Tras el éxito del viaje, en el que recorrió unos 6 kilómetros, se aventuró nuevamente unos días después, el 29 de junio del mismo año.

A pesar de que el viento era demasiado fuerte, Matías Pérez inició su vuelo a las 7:00 de la tarde, luego de haber solicitado permiso al General español José Gutiérrez de la Concha, Capitán General de Cuba en ese momento.

Salió del centro de La Habana y se elevó sobre el Paseo del Prado, pero los fuertes vientos lo empujaron rápidamente hacia el norte, sobre el Mar Caribe, hasta desaparecer y nunca más fue visto.

A pesar de que el general Gutiérrez de la Concha ordenó un allanamiento, nunca se encontró rastro de Matías Pérez ni de su globo.

Desde este insólito hecho y hasta nuestros días, la expresión “Voló como Matías Pérez” ha permanecido en la cultura popular cubana para referirse a algo o alguien que desaparece.