Tesla se enfrenta a una nueva demanda colectiva por reclamos de marketing de automóviles ‘autoconducidos’

El fabricante de automóviles eléctricos Tesla se ha visto afectado por una nueva demanda colectiva de consumidores en un tribunal federal que alega que la compañía publicitó falsamente su piloto automático y sus funciones completas de conducción autónoma.

El demandante Briggs Matsko compró un Tesla Model X en 2018 y pagó $5,000 adicionales por la función mejorada de piloto automático. El marketing de Tesla indicó que, en el momento de la compra, el automóvil podía conducirse solo en algunas situaciones y pronto podría conducirse completamente solo.

“Han pasado cuatro años y Tesla nunca le ha proporcionado al demandante nada que se acerque remotamente al automóvil totalmente autónomo que prometió proporcionar”, sostiene la demanda, que se presentó el miércoles.

Un estándar de automatización internacional describe un automóvil completamente automatizado que no necesita un conductor humano en ninguna condición como «Nivel 5». A pesar de los anuncios que afirman que sus autos pronto saltarán a ese nivel, la demanda dice que los modelos de Tesla todavía están solo en el Nivel 2, donde el conductor “es totalmente responsable de conducir el vehículo mientras el sistema brinda asistencia continua con la aceleración/frenado Y la dirección”.

En una entrevista de Recode de 2016, el CEO de Tesla, Elon Musk, dijo: «Creo que básicamente estamos a menos de dos años de la autonomía total», como se cita en la demanda colectiva.

La denuncia también señala que competidores de Tesla como Honda, Mercedes-Benz y Waymo ya han superado a la empresa en rendimiento de conducción autónoma.

El Sr. Musk ha seguido afirmando que pronto llegará un salto al nivel 5 y le dijo a Business Insider en diciembre de 2020 que «estoy extremadamente seguro de que Tesla tendrá el nivel cinco el próximo año, estoy extremadamente seguro, 100%». Pero los funcionarios de Tesla les han estado contando a los reguladores una historia diferente, dice la demanda.

El DMV de California presentó dos acciones en julio contra Tesla alegando que representó falsamente sus funciones de piloto automático, escribiendo en sus demandas legales que «los vehículos equipados con esas… funciones no podían en el momento de esos anuncios, y no pueden ahora, operar como vehículos autónomos».

Tesla aún no ha respondido a una solicitud de comentarios.