Tren Maya y la seguridad nacional

Tren Maya y la seguridad nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador nos ha dejado claro que el Tren Maya, uno de los megaproyectos de su gobierno, va porque va.

No existe un argumento legal o ambiental válido para que su administración considere cambiar el diseño de la Sección 5 del proyecto.

Es tan grande el esfuerzo que hace unos días fue declarada obra de seguridad nacional. Con esto, el gobierno de la 4T evade la suspensión otorgada en el juicio de amparo que mantuvo paralizada la obra, luego de ser interpuesta por no contar con los permisos de impacto ambiental correspondientes.

El mensaje era claro: como no pueden afrontarlo legalmente, recurren a medidas autoritarias. El presidente López Obrador justificó esta decisión con el argumento de que el gobierno de Estados Unidos financia a seudoambientalistas que promueven acciones legales contra el Tren Maya.

Deberías leer:   Empleo: Teletrabajo no implica disminución del salario

Sin embargo, el término seguridad nacional no es un concepto que se pueda utilizar a capricho desde Palacio Nacional. De conformidad con la Ley de Seguridad Nacional, se entiende por seguridad nacional las acciones destinadas inmediata y directamente a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano.

El artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional establece que actos como el espionaje, el sabotaje, el terrorismo, la rebelión, la traición y el genocidio son amenazas a la seguridad.

Por otra parte, la Ley de Seguridad Nacional establece que el Consejo de Seguridad Nacional es un órgano deliberativo cuyo objeto es establecer cuáles son sus competencias.

Después de revisar la Ley de Seguridad Nacional, podemos decir que el Consejo de Seguridad Nacional no tiene facultades expresas para declarar obras de seguridad nacional; la construcción del Tren Maya tampoco encaja en lo que debe entenderse como seguridad nacional, además, su falta de construcción no representa una amenaza para la seguridad nacional.

Deberías leer:   Viviendo con los mitos del alcohol

Está claro que construir un tren turístico, por importante que sea, no encaja en ninguno de estos conceptos. Lo hemos dicho una y otra vez, no estamos en contra de la construcción del Tren Maya, solo pedimos que se realicen los estudios ambientales necesarios. Tampoco se trata de descalificar a quienes se han manifestado para detener su construcción, se trata de cumplir con la ley.

Basta de intentar forzar argumentos para cumplir los caprichos del presidente López Obrador. Deben reconocer que son autoritarios, algo de lo que siempre se quejaron.

POR XÓCHITL GÁLVEZ
SENADOR DEL PAN
@XOCHITLGALVEZ

COCHE

Continuar leyendo: Tren Maya y la seguridad nacional