Ucrania dice haber recuperado más de 3.000 km2 de territorio en el noreste y celebra la retirada rusa de Járkov

Ha tomado la iniciativa en la guerra con sus contraataques. Y se prepara para continuar la ofensiva.

Ucrania ha tomado la iniciativa en la guerra con sus contraataques en el sur y este del país y tras cambiar la situación en el frente, tras un verano de lucha posicional en el Donbás, se prepara para continuar la ofensiva.

«Las Fuerzas Armadas de Ucrania continúan liberando los territorios ocupados por Rusia. Desde principios de septiembre Ucrania ha recuperado el control de más de 3.000 kilómetros cuadradosValeri Zaluzhni, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, dijo en Facebook.

Según el alto oficial militar, «en dirección a Kharkov comenzamos a avanzar no solo hacia el sur y el este, sino también hacia el norte. Quedan 50 kilómetros hasta la frontera estatal”.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, auguró en su intervención en la 17ª reunión de la Estrategia Europea de Yalta, celebrada la víspera, una «vacante rápida» del país este invierno mientras los rusos «están huyendo en algunas direcciones».

Especialistas inspeccionan un cráter producido por una explosión en Kharkov.  foto AFP
Especialistas inspeccionan un cráter producido por una explosión en Kharkov. foto AFP

«Pero para esto, nuestro ejército necesita un suministro sistemático de los tipos de armas necesarios», dijo.

Para Zelenski, “este invierno es un punto de inflexión y puede conducir a una rápida desocupación de Ucrania (…) Si fuéramos un poco más fuertes con las armas, podríamos desalojar más rápido».

El comando ucraniano encontró que «el enemigo sigue sufriendo pérdidas» tras quedar «sin medidas de apoyo y entrar en estado de pánico».

Según el Estado Mayor de Ucrania en su parte de la guerra, las fuerzas rusas sufrieron numerosas bajas durante los combates y mencionaron que 75 soldados heridos fueron trasladados a la región rusa de Belgorod, cerca de la frontera.

Derrota de las fuerzas rusas

El Instituto Estadounidense de Estudios de Guerra (ISW) fue más directo en sus evaluaciones, afirmando que «la contraofensiva ucraniana en la región de Kharkov está derrotando a las fuerzas rusas y colapsando el eje norte del Donbas prorruso».

Refiriéndose al «reagrupamiento» de las fuerzas rusas anunciado el día anterior por el Ministerio de Defensa ruso, ISW señaló que «no están realizando una retirada controlada y están huyendo apresuradamente desde el sureste de la región de Kharkov para escapar del cerco de Izyum».

Según el grupo de expertos, las ganancias territoriales de Ucrania en los últimos cinco días han sido superiores a las de las fuerzas rusas «en todas sus operaciones desde abril».

«Es probable que las fuerzas ucranianas capturen la ciudad de Izyum en las próximas 48 horas, si no lo han hecho ya. La liberación de Izyum sería el logro militar ucraniano más importante desde que gané la batalla de Kyiv en marzo», agregó ISW.

Esto afectará el futuro de la operación rusa en Sloviansk y Kramatorsk, los principales bastiones ucranianos en Donbas, estimó el centro estadounidense.

La respuesta rusa

Mientras tanto, el Ministerio de Defensa ruso, que describió su retirada de la región de Járkov como un «reagrupamiento», Afirmó haber causado más de 200 bajas al ejército ucraniano en esta dirección durante el último día con misiles de alta precisión.


Un edificio en ruinas en Kharkov. foto AFP

«Como resultado de nuestros ataques, las tropas y el equipo de guerra de las unidades de las brigadas motorizadas 14 y 92 del ejército ucraniano fueron aniquilados en las localidades de Starovirivka, Chuguyiv y Voloska Balakliya», informó el portavoz del comando ruso Igor Konashenkov.

Las tropas rusas también atacaron una brigada de las Defensas Territoriales en la localidad de Nova Vodolaga y un emplazamiento de mercenarios extranjeros en Klugino-Bashkirivka, añadió.

Según Konashenkov, durante las contraofensivas ucranianas en el sur y este del país entre el 6 y el 10 de septiembre, más de 4.000 soldados ucranianos murieron y otros 8.000 resultaron heridos.

planta de energía nuclear

El Ministerio de Defensa ruso también se refirió a la situación en la central nuclear ucraniana de Zaporizhia, donde Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de los ataques.

Según el comando ruso, desde el pasado 1 de septiembre la planta y Energodar, la ciudad vecina, sufrió 26 ataques de artillería por las fuerzas ucranianas.

Konashenkov dijo que como resultado del incendio dirigido a una subestación transformadora el 6 de septiembre y la línea de alta tensión el 8 de septiembre, la ciudad quedó sin electricidad dos veces.

En ese contexto, Autoridades rusas pararon este domingo el último reactor que continuaba operando en esta instalación energética debido a la persistencia de ataques contra la planta.

“El reactor estaba parado, en este momento se está trabajando para enfriarlo”, dijo Renat Karchaa, asesor del consorcio ruso Rosenergoatom.

Según el especialista, la desconexión del bloque se produjo en régimen seguro alrededor de las 4:00 hora de Moscú (1:00 GMT).

Karchaa advirtió previamente que este paso no es una garantía absoluta contra un accidente nuclear si continúan los ataques de artillería, de lo que culpó al Ejército ucraniano.

El director general de la Agencia Internacional de Energía Nuclear, Rafael Grossi, advirtió este viernes sobre la posibilidad de un accidente tras un bombardeo que cortó la conexión eléctrica exterior con la central nuclear, la mayor de su tipo en Europa.

Fuente: EFE y AFP

PB

mira también