un cambio de tono en Gran Bretaña tras la muerte de Isabel II

Emoción, amor, dolor en el duelo y devoción a su madre, Isabel II más la promesa de «servir a los británicos de por vida», como ella. El nuevo Rey Carlos III se dirigió al país el viernes, a las 18 horas, como soberano. Un emotivo discurso, con un tono cercano y familiar, donde rindió homenaje al soberano y expresó su «profundo dolor», prometiendo igualar el «servicio de por vida» de su madre a la nación.

Carlos III agradeció a su «querida madre». «Que vuelos de ángeles te canten por tu descanso», dijo mientras hablaba a la nación, en un mensaje grabado desde el Salón Azul del Palacio de Buckingham, donde Isabel II grabó sus discursos navideños.

Un discurso corto, familiar, cálido, con un nuevo tono en la Casa de Windsor, de luto y con una foto de la reina sobre su escritorio. “Nuestros valores deben permanecer constantes”, subrayó.

“El papel y los deberes de la monarquía deben continuar, constantes, así como la relación particular hacia la Iglesia de Inglaterra. La iglesia en la que mi fe está profundamente arraigada”, agregó. Fue su respuesta a sus promesas iniciales de ser «el líder de todas las religiones» en una Gran Bretaña multicultural.


El rey Carlos III y su esposa Camila, este viernes en Londres. Foto: EFE

Un reino en crisis

El rey asume en un país en profunda crisis económica y social, dividida por el Brexit y el deseo de independencia de Escocia e Irlanda del Norte, pérdida de influencia y nacionalismo. Un reino frágil, que salió de Europa, no ha logrado el Brexit que buscaba y se encuentra debilitado, bajo una inflación del 11 por ciento, con una pobreza creciente.

Carlos III promete servir a los ingleses «con lealtad y amor», como su madre. Un “ejemplo de servicio” para él y su familia.

El nuevo rey recordó el juramento que su madre lanzó desde Ciudad del Cabo en 1947, con apenas 21 años, cuando se comprometió a dedicar su vida al servicio del pueblo.

“Esto fue más que una promesa: fue un profundo compromiso personal que definió toda su vida”, remarcó su hijo.

Los sacrificios de la reina

La reina impuso sus obligaciones soberanas sobre los afectos, sobre la familia y sus hijos. a un punto que su familia es históricamente disfuncional.

“Ella hizo sacrificios por su deber. Su dedicación y su devoción por ser su soberana nunca flaquearon «en tiempos de cambio y progreso, en alegría y celebración y en tiempos de tristeza y pérdida», describió el nuevo rey.

“A lo largo de su vida, Su Majestad, mi querida madre, fue una inspiración y un ejemplo para mí y toda mi familia. Tenemos la deuda más genuina que toda familia puede tener con su madre, por su amor, su cariño, su guía, su comprensión y su ejemplo”, dijo.

“La reina Isabel fue una vida bien vivida. Esa promesa de largo servicio que hoy renuevo a todos”, afirmó.

En su larga espera por el trono, el entonces Príncipe de Gales mantuvo organizaciones benéficas que ahora pasarán a otros miembros de su familia.

“Es un momento de cambio para mi familia. Cuento con la ayuda amorosa de mi querida esposa Camila. En reconocimiento a su propio servicio público desde nuestro matrimonio de 17 años, ahora es reina consorte”, recordó.

Carlos y sus hijos Wiilam y Harry, en una imagen de abril de 2014. Foto: EFE
Carlos y sus hijos Wiilam y Harry, en una imagen de abril de 2014. Foto: EFE

reina consorte

El estatus de Reina Consorte fue una de las últimas decisiones de la Reina Isabel para frenar otra batalla familiar campal, cuando el vínculo de Camilla con el Príncipe William y Harry no es fluido debido a su relación como amante de su padre y causa del divorcio de su madre, la Princesa Diana. , la reina que no fue.

El nuevo rey dijo que su hijo William, el próximo heredero, será el Príncipe de Gales y también heredará los títulos escoceses.

«Me sucede como duque de Cornualles y asume las responsabilidades del ducado de Cornualles, del que me hice cargo durante cinco décadas». Kate, la duquesa de Cambridge, ahora será la princesa de Gales.

El Ducado de Cornualles es la gallina de los huevos de oro para el Príncipe de Gales, que debe mantener a los hijos del rey, que trabajan para la corona. No se sabe si Harry recibe o no dinero de él.

«Amor» por Harry y Meghan

El rey expresó su «amor por el príncipe Harry y Meghan mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero». Fue su primera referencia a los Sussex, luego de admitir la semana pasada que adoraba a su hijo y extrañaba a sus nietos. Pero habían rechazado su invitación para visitar Balmoral.

Ahora los Sussex se quedarán en Gran Bretaña hasta el funeral de la reina. Su participación en la ceremonia será una prueba de popularidad y comodidad para ellos ante la familia real y la opinión pública.

Meghan no viajó al Balmoral Palace para evitar que las tensiones familiares entre William, Harry, Carlos y Camilla aumentaran con su presencia en un momento de gran tristeza.

“En menos de una semana nos uniremos como nación, como Commonwealth y con la comunidad global para poner a descansar a mi amada madre. En nombre de mi familia, solo puedo ofrecer el más sincero agradecimiento por sus condolencias y apoyo”, se despidió el rey.

Al discurso del rey se unió un servicio religioso en la Catedral de San Pablo, con 2.000 funcionarios, políticos y público, donde todos escucharon sus palabras.

París, corresponsal

CB

mira también