Un militar murió tras el ataque de un ciervo en la residencia presidencial de Paraguay

Uno de los guardaespaldas asignados a la guardia de la residencia presidencial de Paraguay Murió este lunes tras el ataque de un ciervo exótico. que vive como la mascota del presidente Mario Abdo Benítez, según confirmaron este martes fuentes militares.


El ataque revivió el debate debido a una vieja tradición presidencial en ese país: los presidentes tienen animales exóticos como mascotas en Mburuvicha Róga, nombre guaraní que recibe la residencia oficial.

Según explicó el coronel Víctor Urdapilleta, de la Dirección de Comunicación Social de las Fuerzas Armadas de Paraguay, El sargento de infantería Víctor Isasi fue golpeado por el animal en la madrugada de domingo a lunes.

El ataque le provocó graves heridas y, tras varias horas de lucha por su vida, murió el lunes por la tarde de un paro cardiorrespiratorio en el Hospital Militar.


Isasi tenía entre sus funciones controlar el hábitat de los animales, pero no cuidarlos. Según el relato de Urdapilleta, en un momento de la noche ingresó a la zona donde se encuentra el animal junto a unos ciervos. “Ahí es donde tiene lugar la reacción de los ciervos”, dijo en una entrevista con la estación de radio local 730 AM.

Deberías leer:   Diez años después, el drama del Costa Concordia persigue a los sobrevivientes

“No tenía necesidad de ir allí, podía controlar desde allí, por razones desconocidas se acercaba al lugar, lo que noté fue que levantó la mano, el oficial explicó sobre el momento del impacto fatal.

Una vieja tradición de Paraguay

A raíz del ataque, la prensa local y las redes sociales comenzaron a cuestionar la tradición oficial de coleccionar mascotas exóticas. Es que el animal que protagonizó el ataque es un ejemplar de ciervo Axis de la India.

Al respecto, Urdapilleta comentó que la Administración de Mario Abdo Benítez no es la primera en tener animales exóticos en Mburuvicha Róga. “En gobiernos anteriores había pájaros e incluso gatos”, se excusó.

Por su parte, el director de Vida Silvestre del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), Frederick Bauer, dijo a varios medios locales que “no hay regulación” sobre este tipo de ejemplares.

“Por ser especies exóticas, por nuestra legislación ambiental vigente, no requiere de un permiso de tenencia nacional, pero en el caso de especies nativas, como otros individuos que se encuentran en Mburuvicha Róga: un ñandú, dos guacamayos y un mborevi. Aquellos tienen un permiso de vida silvestre de Mades. No somos la autoridad para emitir un permiso para la posesión de esta especie ”, justificó el funcionario responsable de la cartera ambiental.

Deberías leer:   El cripto colectivo Dune de Jodorowsky promete una serie animada inspirada en Dune

Al ser consultado sobre el objetivo del presidente de tener animales exóticos como mascotas, Bauer indicó que “Es algo de la cultura paraguaya”.

“Ya hay varias administraciones presidenciales que tienen animales salvajes en Mburuvicha Róga. Anteriormente, en el gobierno de Fernando Lugo tenían ñandú, en la época de Horacio Cartes tenían guacamayos y otros animales, y en esta época de Mario Abdo Benítez tienen ciervos , guacamayos y mborevi ”, comentó

“Es algo muy arraigado en la cultura nacional y, según las últimas tendencias, es algo que tenemos que desaprender y hacer una transición hacia no tener más animales salvajes en cautiverio”, dijo.