Un nuevo modelo de radiocirugía estereotáxica: la clave para aligerar las listas de espera

El Gobierno Valenciano, contra los accionistas de Marina Salud. La consejera de Sanidad, Ana Barceló, ha anunciado que el Ejecutivo autonómico “emprenderá las acciones legales oportunas” ante la reciente operación de compraventa llevada a cabo entre los accionistas de Marina Salud, la empresa concesionaria del servicio de salud de El departamento de Denia, ya que se ha formalizado “sin ser notificado con antelación y sin solicitar la preceptiva autorización previa al Ministerio de Sanidad”, añade.

Barceló ha realizado estas declaraciones tras mantener una reunión con el comité de empresa y la junta de personal del departamento de Denia. El responsable de Sanidad ha trasladado a los representantes de los trabajadores que se están estudiando las medidas concretas a tomar por los Abogados de la Generalitat Valenciana.

“Garantizaremos también el cumplimiento de la Ley Valenciana de Salud que impide posiciones de dominio en el ámbito de la salud pública”, ha añadido la concejala valenciana. Barceló ha enviado un mensaje de tranquilidad a los representantes de los trabajadores informándoles que las medidas adoptadas por el Ministerio no tendrán ningún efecto en el ámbito laboral. Además, agregó que tampoco afectarán el ámbito del bienestar.

Deberías leer:   Bizkaia elimina barreras fiscales a la inversión financiera en startups

Barceló ha destacado que el departamento “seguirá vigilando de cerca la concesión para que cumpla con las obligaciones asistenciales que tiene con la población del departamento de Denia, tal y como se establece en el contrato de concesión”.

El concejal ha indicado que la decisión de acudir a los tribunales se fundamenta en la resolución emitida por el Despacho de Abogados de la Generalitat Valenciana en la operación de compraventa en Marina Salud. En su informe, la Abogacía fue contundente en su análisis al establecer que se debió solicitar autorización administrativa previa a la venta de las acciones. “El órgano de contratación deberá autorizar expresa y previamente la cesión”, detalla el documento.

La Abogacía agrega que, en el caso de una transmisión de acciones, la administración de salud debe tener conocimiento previo, porque esta circunstancia puede afectar el buen funcionamiento y efectividad del servicio de gestión integral que afecta a los usuarios. Por tanto, estima que la Administración no puede ser ajena a la operación de compra de acciones que lleva a cabo Ribera para hacerse con el 100% de la sociedad concesionaria.

Deberías leer:   CaixaBank convierte 900 empleados en asesores remotos

Ernesto Calderon se dedica a todas las noticias de España para Es de Latino.