una balacera dejó tres personas heridas

Pánico general se apoderó este domingo de un parque de diversiones ubicado en Gurnee, Estados Unidos, cuando se desencadenó un tiroteo en el estacionamiento del lugar causando heridas a tres personas.

El incidente ocurrió minutos antes de las 8 de la noche en las afueras de Six Flags Great America, como se llama el sitio recreativo que se ubica a unos 72 kilómetros (45 millas) al norte de Chicago, en el estado de Illinois. Según su portavoz los disparos provenían de un solo vehículo quien huyó inmediatamente después del ataque.

“Los oficiales de seguridad del parque y de la Subestación del Departamento de Policía de Gurnee en el lugar respondieron de inmediato. La policía está investigando”, informó el parque en un comunicado oficial difundido a través de sus redes sociales.

La comunicación oficial del parque de atracciones Gurnee, donde ocurrió el incidente.

Dos de los heridos fueron trasladados a un hospital para su evaluación, mientras que el otro se negó a recibir tratamiento. El Departamento del Sheriff de Lake aseguró que todo indicaba que «no había ningún tirador activo».

Laurie Walker y su hija Grace, quienes se encontraban dentro del parque durante el evento, dijeron a medios locales que escucharon gritos y vieron gente corriendo asustada en varias direccionesmientras hacía cola para ingresar a una de las atracciones del lugar.

“Hay un tiroteo en el suelo, en el suelo”, dijo Walker que escuchó a alguien advertir. «No sabíamos lo que estaba pasando, así que simplemente nos tiramos al suelo», agregó.

Walker y su hija escalaron rápidamente dos cercas para llegar a un lugar donde pudiera llamar a su esposo. Poco después lograron salir ilesos pero muy asustados.

El recuerdo fresco de Highland Park

Gurnee está en el condado de Lake, a unas 16 millas al norte de Highland Park, donde siete personas murieron y al menos 24 resultaron heridas en un tiroteo masivo durante un desfile del Día de la Independencia.

El atacante abrió fuego con un rifle desde un techo. Estuvo prófugo durante horas, pero fue arrestado en una operación importante para encontrarlo.

Christopher Covelli, portavoz de la Fuerza de Tareas de Delitos Mayores del condado de Lake, dijo en una conferencia de prensa que el hombre armado abrió fuego contra los asistentes al desfile desde un techo con un rifle que las autoridades recuperaron en el lugar. Covelli desconocía desde qué edificio se efectuaron los disparos.

La policía de Highland Park buscó intensamente al sospechoso, descrito por la policía como un hombre blanco, de entre 18 y 20 años. Finalmente, las autoridades informaron sobre la captura de un joven de 22 años.

Un oficial persiguió a Robert E. Crimo III mientras conducía unas 5 millas al norte de donde ocurrió el tiroteo antes de que el hombre se detuviera y fuera detenido. La policía inicialmente se negó a incluir a Crimo como sospechoso, pero dijo que identificarlo como una persona de interés, compartir su nombre y otra información públicamente era un paso importante.

Poco después, el detenido confesó que, luego de consumar la primera masacre, planeaba viajar a Madison, Wisconsin, para realizar un ataque similar.

Con información de AP.

ES