¿Una base de datos estatal para personas sin hogar? Los Ángeles es una prueba de que no será fácil



«Debido a que no se puede administrar lo que no se mide», dijo el gobernador Gavin Newsom en su discurso del Estado del Estado la semana pasada que California «establecerá un sistema unificado de datos de personas sin hogar para capturar información local precisa».

Lo hizo sonar tan simple y práctico. Pero para aquellos defensores de las personas sin hogar que han luchado durante mucho tiempo para recopilar dichos datos, Newsom estaba evocando una búsqueda así para el Santo Grial, un premio que es difícil de alcanzar, pero que todos quieren.

«Eso es increíble», dijo Miguel Santana cuando se le pidió que considerara si debería existir una base de datos estatal. Pero el ex funcionario administrativo de Los Ángeles que pasó años involucrado en la planificación de la falta de vivienda de la ciudad no estaba seguro de que pudiera hacerlo.

El plan del gobernador solo funcionará, dijo, si «se le pide a cada jurisdicción, cada condado, cada ciudad que agregue datos en todos los ámbitos que sean similares», y ese sería un proyecto de inmensa complejidad.

En cambio, una agencia estatal está intentando alcanzar un objetivo más factible de recopilar datos sobre personas sin hogar de los 44 continuos cuidados de California. Pero esa tampoco es una tarea simple.

Estos continuos de atención son agencias locales establecidas para administrar programas federales de personas sin hogar bajo el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. Hay cuatro en el condado de Los Ángeles solo. Las ciudades de Long Beach, Pasadena y Glendale tienen cada una, y la Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Ángeles, o LAHSA, cubre el resto del condado.

Cada uno mantiene su propia base de datos, o Sistema de información de gestión de personas sin hogar, que rastrea a cada persona que entra en contacto con el sistema de agencias gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro que trabajan con personas sin hogar. La información ingresada en cada base de datos por los trabajadores de extensión y los administradores de casos debe cumplir con las pautas federales generales, pero también puede variar de un lugar a otro.

El desafío es la consistencia.

«El primer paso es limpiar los datos, asegúrese de que sean precisos. En segundo lugar, ¿es utilizable? dijo Sarah Dusseault, presidenta de la comisión que supervisa LAHSA. «No quieres un sistema en el que, en Los Ángeles, pensemos» emparejado con la vivienda «significa esto y, sin embargo, en San Bernardino significa otra cosa».

Con datos consistentes, California podría, por primera vez, rastrear dónde viven las personas sin hogar y moverse por el estado, e identificar a aquellos que están utilizando viviendas y servicios en más de un lugar. Eso haría que el proceso de sacar a la gente de las calles sea más eficiente.

Encontrar una manera de lograrlo es un trabajo que recae en el Consejo de Coordinación y Finanzas para Personas sin Hogar de California. Incluso antes del discurso de Newsom, la agencia estaba preparando un contrato que espera adjudicar este otoño para obtener información de los 44 continuos de atención del estado, dijo Lynn von Koch-Liebert, subsecretaria de la Agencia de Negocios, Servicios al Consumidor y Vivienda de California.

Cualquier empresa que reciba el contrato establecerá un sistema automatizado para recopilar los datos con mayor frecuencia y para cada persona sin hogar, con nombres y otra información de identificación eliminada por privacidad. Actualmente, esa información solo es recopilada anualmente por el gobierno federal.

El nuevo sistema de California podría estar funcionando tentativamente para fin de año.

«Uno de los objetivos sería ver si las personas están saliendo de la calle de manera exitosa o si se están mudando entre diferentes tipos de vivienda», dijo Koch-Liebert. «Si se están quedando sin hogar, podremos ver esos patrones».

La próxima fase será más ambiciosa e intentará recopilar datos de manera similar de más fuentes, como los departamentos de salud del condado en todo el estado.

LAHSA acaba de comenzar a construir un sistema de datos para el condado de Los Ángeles. Y ha sido un desafío.

Además de LAHSA, más de una docena de agencias locales y regionales brindan servicios y mantienen sus propios sistemas de datos. Algunos llevan registros de personas. Algunos mantienen registros de la vivienda que se les ha proporcionado. Algunos hacen las dos cosas.

Como resultado, una persona sin hogar que ha ingresado en el Sistema de información de gestión de personas sin hogar de LAHSA también podría estar en una base de datos administrada por el Departamento de Servicios de Salud o la Autoridad de Vivienda de la ciudad de Los Ángeles, con información diferente en cada base de datos.

«Entienden los datos de manera diferente porque han sido programados de manera diferente», dijo Dusseault.

LAHSA ha estado trabajando con el personal de esas otras agencias locales y regionales para crear un perfil de datos completo del contacto de cada persona sin hogar con cada agencia. El objetivo es descubrir qué funciona sin problemas y qué no.

Una iniciativa en la línea de lo que Newsom ha sugerido para expandir en todo el estado sería bienvenida, dijo Dusseault, si se hace bien.

«Queremos asegurarnos de contar con la ayuda tanto para mejorar nuestro sistema localmente», dijo, «pero [also] para asegurarnos de que otros sistemas en todo el estado tengan el mismo nivel de precisión y utilidad, para que podamos hablar entre nosotros de una manera que obtenga mejores resultados «.



Las ultimas noticias de California, editadas por los corresponsales en California. Si quieres sumarte no dudes en contactarnos.