una docente realizó una comparación antisemita en clase y la despidieron

Irene García Méndez, docente del Centro de Estudios Superiores de San Ángel (CESSA), en la Ciudad de México, dio espacio a sus alumnos para distender la clase con una serie de chistes que cada uno tenía la libertad de contar. Sin embargo, cuando le tocó el turno a la maestra, fueron los propios alumnos quienes repudiaron su broma antisemita por comparar a un judío con una pizza.


Stephanie Sofía Páramo acababa de terminar su broma en la clase virtual con un inocente “imposible, la esperanza es lo último que se pierde”, cuando Méndez tomó la posta, pidió atención y preguntó en medio de las risas que aún sobrevolaban el segmento de la insólita clase. : “¿Cuál es la diferencia entre una pizza y un judío?” En ese segundo, la sorpresa de los alumnos y el incómodo silencio se adueñaron de la escena, dejando también a la profesora el lugar para terminar su “broma”.

cuando algunos se llevan las manos a la caraComo si supiera lo que venía, Méndez decidió responder a la pregunta, ya que sus alumnos preferían el silencio.

Deberías leer:   El fiscal general de Nueva York investiga a Twitch, Discord y 4chan por el tiroteo en Buffalo

“¿No? ¿Nadie? Que la pizza no grite cuando la metan al horno”, completó su reprobable participación y comenzó a reír.


La respuesta de los estudiantes fue diametralmente opuesta, al punto que una de las estudiantes, de nombre Nahomi, respondió seria y severamente: “Tu broma es de muy mal gusto”, a lo que el maestro respondió: “¡es fuerte!”.

Ante esto, la interrumpió para agregar: “Sí, y lo digo en serio. Como judío, tu broma es demasiado mala para mí. (…) Acepto mi culpa y me voy a retirar de su clase, muchas gracias”. La profesora, que se percató de su grave falta, trató de justificarse y pidió al resto que llamara a su pareja para que regresara.

“Entiendo perfectamente su descontento, pero podemos entender que hay diferentes características y diferentes formas de ayudar, y lo estábamos tomando de una manera agradable. No es necesario llegar a estos grados”, fue su intento de explicarse, aunque solo logró embarrarse más.

Las imágenes rápidamente se viralizaron y llegaron a manos de las autoridades de CESSA, quienes decidieron tomar cartas en el asunto.

Deberías leer:   ¿Purga en el ejército ruso?, crecen las dudas sobre el paradero de dos generales

Primero, la entidad emitió un comunicado firmado por el rector y director general, Maestro Alonso Guerrero Arteaga, a través del cual resaltó que el actuar de los profesos no refleja la posición de la institución.

Luego informó que también se tomó la decisión institucional de despedir a Méndez.

“Ofrecemos una disculpa a nuestros estudiantes, egresados, profesores y colaboradores, así como a la comunidad judía y a todas las personas ofendidas por estos comentarios fuera de lugar”, se lee en el texto.

base de datos