Una intervención en el cerebro ayuda a un hombre paralítico a hablar

Pancho era un obrero agrícola sano que trabajaba en los viñedos de California hasta que, un domingo de verano, tuvo un accidente automovilístico después de un partido de fútbol. Luego de una operación por un daño grave en el estómago, lo dieron de alta del hospital y él salió caminando, hablando y pensando que estaba iba hacia su recuperación.

No obstante, a la mañana siguiente estaba “vomitando y sin poder sostenerme”, escribió. Los médicos dijeron que habían tenido un accidente cerebrovascular que afectó el tronco encefálico, al parecer provocado por un coágulo de sangre posoperatorio.

Una semana después, despertó de un coma en una habitación pequeña y oscura. “Traté de moverme, pero no pude levantar ni un dedo, luego intenté hablar, pero no pude pronunciar ni una palabra”, escribió. “Así que comencé a llorar, pero como no podía emitir ningún sonido, todo lo que hacía era una serie de gestos horribles”.

Fue aterrador. “Deseaba no haber despertado nunca del coma en el que estuve”, escribió.

Deberías leer:   ¿Cuánto cuesta volar en el nuevo Shepard de Blue Origin?

Este nuevo enfoque, denominado prótesis neuronal del habla, es parte de una oleada de innovaciones destinadas a ayudar a decenas de miles de personas que no pueden hablar, pero cuyo cerebro contiene las vías neuronales para generar lenguaje, Dijo Leigh Hochberg, un neurólogo que trabaja en el Hospital General de Massachusetts, la Universidad Brown y el Departamento de Asuntos de los Veteranos quien no participó en el estudio, pero que escribió de manera conjunta un editorial sobre él.

Entre estas personas, podría haber algunas con daño cerebral, enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica (también conocida como enfermedad de Lou Gehrig), o parálisis cerebral, la cual provoca que los pacientes no tengan el control muscular suficiente para poder hablar.