Una modernidad hecha a mano: la expo que debes ver si amas el diseño

Todo lo que nos rodea, en el día a día y para hacernos la vida más fácil, es diseño. Tan pronto como entres Una modernidad hecha a mano, una exposición en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo —Ciudad de México—, esta idea comienza a calar en nuestras mentes. El recorrido por esta gran exposición es, pues, un reencuentro con los objetos que nos han sido cercanos durante años y años; una conciencia de la importancia y la belleza de los objetos en nuestros hogares, no solo como piezas útiles, sino también por su enorme valor estético. Asimismo, esta exposición funciona como una convocatoria abierta para descubrir y redescubrir la historia contemporánea del diseño en México; desde el que sentó las bases para el presente, hasta el que se escribe hoy.

Te contamos más sobre esta expo.

Una modernidad hecha a mano

Esta exposición se propone revisar lo que entendemos por diseño artesanal, producido y concebido en México desde 1950 hasta la actualidad. Se trata, pues, de dibujar una genealogía de autores, diseñadores y artesanos que optaron por generar una cultura mestiza como imaginario de una nueva forma de vida, y que no resulta en absoluto ajena ni extraña a nuestros ojos.

«No todos podemos ser coleccionistas de arte, pero somos coleccionistas de diseño».

Cortesía

«La exposición comenzó hace cuatro años con la idea de construir la colección -cuenta Ana Elena Mallet, su comisaria-; con la pandemia se retrasó, lo que me dio más tiempo para entender qué quería que pasara y buscar personajes. Entender quiénes eran estos agentes, dónde habían producido, cómo lo habían hecho. Y entonces, sin colecciones formales en instituciones públicas o privadas, me di a la tarea de buscar esos objetos. Al principio fue una investigación hemerográfica, luego tuve que encontrar todo ese material con los que hoy podemos llamar coleccionistas, pero que son personas que tenían estos objetos porque su familia los producía o los guardaba.

Desde el primer segundo en exhibición, el viaje es bastante claro y comparte sus intenciones con nosotros. La exposición comienza con la obra de Clara Porset, la diseñadora cubano-mexicana que en 1952 organizó la primera exposición de diseño en el país: El arte en la vida cotidiana. Exposición de objetos de buen diseño hechos en México. Grandes fotografías se despliegan ante nuestros ojos para compartir y envolvernos con la visión de Porset, quien buscaba resolver la tensión entre industrialización y trabajo manual con una visión tripartita en aquella muestra de mediados del siglo XX: diseño, artesanía e industria tenían que compartir caminos para ofrecer a todos nosotros, la sociedad, objetos de diseño accesibles, con sentido social y estético.

Atravesando esta primera fase, nos encontramos embarcados en un recorrido por las primeras investigaciones y postulados de la propia Porset en relación a la investigación del origen, revisión y análisis del mueble tradicional mexicano. Asimismo, vemos su apuesta por un diseño social y la consigna de una propuesta nacional asociada al pasado, con miras a construir un presente funcional, económicamente viable y sin ataduras. Más adelante vemos la presentación dividida por regiones de México, analizando proyectos y estéticas de desarrollo caracterizados por la producción tanto industrial como artesanal, e influenciados por agentes extranjeros y un comercio turístico. Finalmente, Una modernidad… muestra el panorama actual, fuertemente influido por Clara Porset; un escenario de perspectivas sociales y sustentables que buscan nuevas formas de compartir y entender el diseño en México.

Continuar leyendo: Una modernidad hecha a mano: la expo que debes ver si amas el diseño