Una nueva escultura anónima apareció en la costa de Mar del Plata, pero las autoridades la retiraron

Una nueva escultura anónima irrumpió en el espacio público de Mar del Plata, como lo hizo en febrero, cuando apareció la figura de una mujer con la mirada perdida en el mar. Ahora era el regreso de una escultura de perro, que horas después fue retirado por las autoridades a la espera de la comparecencia del autor.

Con la boca abierta, la lengua fuera y las orejas “rotas”, la figura del animal apareció este Jueves Santo recostada sobre una roca ubicada en la carretera que bordea el Zona de Playa Chica.

Las autoridades municipales sospecharon que con la escultura anterior ese sector de la ciudad podría convertirse en un escenario donde diferentes artistas. empezarán a dejar sus trabajos y parte de eso es lo que pasó esta mañana.

Sin embargo, no duró mucho, pues al mediodía algunos empleados municipales encabezados por Guillermo Montenegro La sacaron de lugar.

“La escultura estaba muy mal arreglada y por razones de seguridad, tuvimos que eliminarlo”, Informó la oficina de prensa de la zona, según el diario La Capital. La pieza fue trasladada a un museo de la ciudad para “dejarla en custodia”, esperando que permaneciera el autor contacta con el Ministerio de Cultura, para evaluar cómo continuará el proceso.

Un rompecabezas resuelto

Para las fiestas de carnaval, en febrero, había ocurrido un caso similar cuando, en un día de niebla, apareció una escultura de una mujer desnuda, sentada, con un brazo alrededor de las piernas y la mirada perdida en el mar.

Poco después, el enigma de su presencia se suma a la armonía que transmite, generó un fenómeno viral: instantáneamente, en las redes, empezaron a circular imágenes de selfies con la escultura de fondo y, a partir de ahí, las hipótesis.

Luego de varios días de incertidumbre, finalmente se supo que el cirujano y artista Mario magrini Lo hizo y lo envió para que lo ubicaran allí para averiguarlo. cual seria la respuesta del publico.

Comenzó a simbolizar el amor, el desamor, tristeza, esperanza, símbolos, recuerdos y homenajes. Cada uno recibió un mensaje diferente, el que quería o el que esperaba, y eso es maravilloso. Esta es la pura emoción que se manifiesta en tantas personas al mismo tiempo y de diferentes formas. Si ese no es el objetivo principal de una obra artística, ¿cuál es? Gracias a Dios, meta cumplida“Magrini señaló en ese momento.

Y agregó: “Este anonimato se buscó pero no como estrategia de marketing ni para generar mayor interés, sino para que el protagonista sea solo la obra en sí y a partir de ahí, en un entorno que la complete, poder descubrirla. lo que despertó en la gente que vio

AFG

Noticia de Argentina