uno a uno, todos los presidentes de Perú desde los ’90 y qué pasó con ellos

Pedro Castillo fue detenido la tarde de este miércoles, luego de autogolpearse y ser destituido por el Congreso peruano, que intentó clausurar unas horas antes. Maestro rural y líder de izquierda, se unió así a la larga lista de presidentes encarcelados, condenados o exiliados en la historia moderna del país andino.

En los últimos 10 años, seis personas pasaron por el Palacio de Gobierno del Perú: ollanta humala (2011-2016), Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), Martín Vizcarra (2018-2020), manuel merino (2020), Francisco Sagasti (2020-2021) y Castillo (2021-2022). Dina Boluarte, hasta ahora vicepresidenta, será la séptima de la lista.

Elecciones, líneas de sucesión y procesos de remoción aceleró la sustitución del jefe de Estado. Pero los presidentes con problemas judiciales extienden, al menos, desde principios de los 90con la elección de Alberto Fujimori. Desde ese momento, la cárcel, el exilio y la muerte dominaron la política peruana.

El 21 de noviembre de 2000, tras un escándalo de corrupción, el Parlamento destituye a Fujimori por «incapacidad moral permanente»presidente desde 1990, quien presentó su renuncia el día anterior de Japón, a donde había huido.

Extraditado, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por corrupción y crímenes de lesa humanidad. La Corte Constitucional ordenó su libertad el 17 de marzo de 2022, restableciendo un indulto presidencial que había sido anulado.




Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra, presidentes en apuros en Perú.

En 2003, el presidente centrista Alejandro Toledo declaró estado de emergencia ante una ola de descontento social. Parte de la oposición y la prensa reclaman su salida «por incompetencia». El gobierno dimite en bloque.

En 2008, el presidente socialdemócrata Alan García aceptó la renuncia del gobierno tras descubrir un supuesto caso de corrupción a favor de la petrolera noruega Discover Petroleum. 19 de marzo de 2019 se disparó en la cabeza cuando la policía ya había entrado a su casa en Miraflores, Lima, para llevarlo a la cárcel por corrupción y lavado de dinero.

Alberto Fujimori y su mujer, Susana Higuchi, durante una visita a Madrid.  En 2000 renunció a Japón, donde había estado exiliado.  Foto EFE


Alberto Fujimori y su mujer, Susana Higuchi, durante una visita a Madrid. En 2000 renunció a Japón, donde había estado exiliado. Foto EFE

El 6 de junio de 2011, ollanta humala se convirtió en el primer presidente de izquierda en 36 años. Un año después, miembros de su gobierno, criticados por su manejo de los conflictos sociales (con un balance de 17 muertos), dimiten.

En 2015, el jefe de gobierno Ana Jara fue derrocada por una moción de censura, la primera en 50 años, tras un caso de espionaje.

Elegido en 2016, el presidente de centroderecha Pedro Pablo Kuczynski fue investigado por presunto lavado de dinero en el escándalo de corrupción en el gigante brasileño de la construcción odebrecht con sobornos a políticos a cambio de contratos.

Alan García, expresidente peruano, se suicidó cuando estaban a punto de arrestarlo por un caso de corrupción.


Alan García, expresidente peruano, se suicidó cuando estaban a punto de arrestarlo por un caso de corrupción.

El 21 de marzo de 2018, «PPK» Lo dejo en vísperas de una probable votación parlamentaria para acusarlo antes de un juicio político. Fue puesto en prisión preventiva y luego bajo arresto domiciliario.

ollanta Humala recibió prisión preventiva en 2017, acusado de haber recibido tres millones de dólares de Odebrecht durante su campaña electoral. Acusado en 2019, ha estado en juicio, junto con su esposa, desde el 21 de febrero de 2022.

Ollanta Humala, en sesión judicial.  Foto EFE


Ollanta Humala, en sesión judicial. Foto EFE

El líder de la oposición keiko fujimorihija del expresidente Alberto, también objeto de una investigación por el caso Odebrecht, fue detenida en octubre de 2018 y cumplida 16 meses de prisión preventivaantes de ser liberado bajo fianza.

En marzo de 2022 se le exigieron treinta años de prisión.

También sospechoso de corrupción en este escándalo, expresidente Alejandro Toledo fue arrestado en 2019 en Estados Unidos y luego puesto bajo arresto domiciliario después de estar encarcelado durante siete meses. La justicia estadounidense autorizó su extradición en septiembre de 2021.

En septiembre de 2019, el presidente Martín Vizcarra disolvió el Parlamentoo controlado por la oposición fujimorista y anunció elecciones legislativas anticipadas.

El Congreso respondió suspendiéndolo por un año y votando para reemplazarlo con el vicepresidente. Pero líderes militares, policías y gobernadores regionales apoyan al presidente. El vicepresidente renunció.

En enero de 2020, los fujimoristas perdieron las elecciones legislativas.

Posteriormente, en noviembre, el Parlamento destituyó a Vizcarra por «incapacidad moral», en medio de acusaciones de supuestos sobornos recibidos como gobernador en 2014.

El titular de la Legislatura, manuel merinose convierte en presidente interino, pero renunciar después de cinco díaspresionados por las movilizaciones en la calle y la clase política.

El ingeniero Francisco Sagasti, presidente electo del Parlamento, asumió la presidencia interina.

Pedro Castillo, candidato de una coalición de izquierda, ganó las elecciones presidenciales de 2021 que lo enfrentaron a Keiko Fujimori.

Sus primeros seis meses en el cargo estuvieron marcados por luchas internas dentro del gobierno y ataques de la derecha radical.

En diciembre de 2021 y nuevamente en marzo de 2022, el Congreso controlado por la oposición rechazó dos peticiones de destitución por «incapacidad moral» contra Pedro Castillo, en el poder desde el 28 de julio.

En febrero de 2022, nombró a su cuarto gobierno en seis meses.

En agosto fue objeto de un total de seis investigaciones por corrupción y tráfico de influencias, una situación sin precedentes en Perú.

El 11 de octubre, el juzgado presentó un recurso de inconstitucionalidad acusándolo del delito de organización delictiva de corrupción.

El 7 de diciembre, Pedro Castillo disolvió el Congreso a las pocas horas de reunirse para debatir una moción para destituirlo. Anunció el establecimiento de un «gobierno de excepción».

Con información de AFP.

DS​

mira también