Ve a leer esta historia sobre por qué es hora de eliminar los nombres de aves racistas

Unas 150 aves con nombres de personas vinculadas a la esclavitud y la supremacía blanca podrían eventualmente Obtenga nuevos apodos como parte de un reconocimiento continuo del racismo dentro del mundo de la observación de aves. Eso incluye el pinzón de fuego de Jameson, llamado así por un naturalista británico que compró a una niña mientras estaba en África “como una broma” y luego hizo dibujos de ella siendo brutalmente asesinada. En una nueva historia de esta semana, El Correo de Washington El reportero Darryl Fears desglosa la horrible historia de la ornitología que ha logrado ser borrada en muchos libros de historia.

Fears también escribe sobre los nombres que estas aves ya tenían, que les dieron los pueblos indígenas que entendieron a los animales mucho antes de que los colonos blancos supuestamente “descubrieran” a las criaturas. Ahora hay un impulso para volver a algunos de esos nombres o usar otros nuevos en los idiomas locales, que continúan siendo objeto de burlas por parte de un grupo de la élite de observación de aves que todavía es mayoritariamente blanca. El año pasado, la American Ornithological Society se disculpó por los “comentarios inapropiados” que hicieron sus miembros. hace casi 10 años sobre una propuesta para cambiar el nombre del pico loro de Maui por el nombre hawaiano Kiwikiu.

No puedo hacer justicia a los informes de Fears aquí; tendrás que leerlo tú mismo. Pero puedo decirles que si bien el movimiento para acabar con el racismo sistémico dentro de la ciencia ambiental y la conservación ha cobrado impulso, está lejos de ser nuevo y todavía queda un largo camino por recorrer.

La Sociedad Audubon, la organización sin fines de lucro líder en conservación de aves en los Estados Unidos, todavía lleva el nombre de un hombre que esclavizó a los negros y criticó la emancipación de los esclavizados en el Caribe. En abril, el director ejecutivo de la Sociedad Audubon, David Yarnold, dimitió después de que los empleados presentaran sus experiencias con el racismo y el sexismo.

“Las organizaciones ambientales no pueden operar con impunidad … Durante demasiado tiempo, las juntas han mirado para otro lado porque los líderes ejecutivos han ignorado o perpetuado directamente el racismo”, dijo Andrés Jiménez, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Green 2.0, en un comunicado en respuesta a la reestructuración del liderazgo. La organización de Jiménez publica un informe cada año que ha rastreado la diversidad dentro de las organizaciones y fundaciones ambientales desde 2017. El informe de este año encontró un ligero aumento en el número promedio de personas de color y mujeres en el personal. Fue una muestra de cierto progreso, pero estuvo muy lejos de tener en cuenta los legados del racismo y la discriminación contra los negros, los indígenas y otras personas de color dentro de la ciencia y el ambientalismo.

Deberías leer:   India se ha convertido en el segundo país con mayor número de infecciones por coronavirus - Latino News

Los informes recientes de Fears siguen a los ornitólogos y ornitólogos negros que hacen incursiones en espacios que a menudo han empujado a las personas de color a los márgenes. Cuenta la historia de Corina Newsome, una de las organizadoras originales de la Black Birders Week que comenzó el año pasado luego de un episodio ahora notorio de una mujer blanca llamando a la policía a un observador de aves negras en el Central Park de Nueva York. (Es la Semana de los Pajaros Negros de nuevo esta semana).

“Muchas veces cuando piensas en los negros en la naturaleza, mucha gente asocia eso con una amenaza: que los negros no pueden existir en la naturaleza sin ser amenazados”, Anna Gifty Opoku-Agyeman, otra organizadora del primer Black Semana de los observadores de aves, contada El borde el año pasado. “Entonces, esta idea de que los negros están prosperando en la naturaleza, están abrazando la naturaleza, están increíblemente felices y emocionados por mostrar el mundo natural al resto de nosotros, es una perspectiva que necesitamos desesperadamente”.

Aún así, navegar por el mundo de la observación de aves mientras Black está tenso, escribe Fears. Newsome, ornitóloga y gerente de participación comunitaria de Georgia Audubon, le cuenta a Fears sobre los estereotipos que enfrenta en el campo. Y es sincera sobre lo que se siente al trabajar con el nombre de “Audubon”.

Pero si una generación nueva y más diversa de observadores de aves tiene éxito en su impulso para cambiar el nombre de las aves y las instituciones, muchos títulos podrían cambiar eventualmente, incluidas varias aves que llevan el nombre de John James Audubon. Echa un vistazo a la historia completa de Fears: muestra cuánto hay en un nombre.